HANS SCOTT / AGENCIAUNO
Comparte

El 28 de marzo fue interrogado el cardenal Francisco Javier Errázuriz, en su calidad de imputado "por encubrimiento", por los abusos sexuales cometidos por religiosos de la iglesia católica.

Jorge Escobar es el fiscal que lleva este caso, y el interrogatorio se extendió por un total de 12 horas, de acuerdo a la información entregada por La Tercera.

Pero lo impactante para muchos, no fueron las largas horas de declaración, sino sus dichos, ya que entre otras cosas, indicó que “es mejor que en la Iglesia no haya sacerdotes homosexuales”. Además, aseguró que no recordaban ciertos hechos y respecto de las víctimas de Karadima, sostuvo: "Era muy difícil creer en la acusación del doctor Hamilton, porque era un doctor, era padre de familia y él decía que fue abusado por casi 14 años. Sin embargo, invitaba a Karadima a su casa, lo invitó al bautizo de sus hijos. En fin, costaba creer en esa denuncia por las circunstancias".

Frente a este y otros dichos, reaccionaron dos de las víctimas de Fernando Karadima, quienes además se han transformado en personajes emblemáticos y de mucho ejemplo respecto de los casos de abusos sexuales dentro de la iglesia.

Se trata de José Andrés Murillo y Juan Carlos Cruz, quienes trataron como mentiroso al cardenal.

Últimas Noticias