Agencia Uno
Comparte

El religioso Eduardo Durán, aclaró que no ha "sido removido" de su cargo protocolar de las Iglesias Evangélicas, luego de conocerse que la junta de oficiales de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal informó que se abrió un proceso para la destitución como obispo.

"No he sido removido de mi cargo como representante protocolar de las Iglesias Evangélicas ante el Gobierno. Afirmar algo distinto es una mentira, y en el mejor de los casos una desinformación", aseguró en un comunicado, que decidió enviar a "en medio de un sinnúmero de rumores malintencionados y frente a una mentira de categoría mayor".

"Al término de mi período, corresponde que el Obispo Jorge Méndez asuma estas tareas, quien lo hace desde el 11 de abril, cuando se llevó a efecto este cambio", concluyó.

La Primera Iglesia Metodista Pentecostal apuntó que a decisión de abrir un proceso de destitución en contra de Durán fue comunicada después de un accidentado “estudio bíblico” al interior de la Catedral Evangélica en la comuna de Estación Central, que contó con la presencia del cuestionado líder religioso.

Aseguran que Durán leyó un comunicado donde señaló que no fueron los hombres quienes lo pusieron a cargo de la congregación, sino que “Dios todopoderoso” y agregó que, en razón de eso, no renunciaría al cargo de pastor gobernante de la Catedral Evangélica de Chile y sus circuitos.

 

Agencia Uno

Últimas Noticias