Comparte

Luego del estallido social el comportamiento de pago de los chilenos se ha visto modificado. Es así como el no pago de los gastos asociados a los condominios (edificios y casas) ha crecido en un 5% estos meses.

Entre las consecuencias que ha tenido el estallido social es el que ha afectado el bolsillo de las personas que se han visto en dificultades para pagar los gastos comunes. Ítem que según la plataforma de administración de edificios y condominios Edifito.com, aumentó sus niveles de morosidad en la Región Metropolitana en un 5%, respecto al trimestre anterior, alcanzando a 29%.

Dentro de las comunas más morosas se encuentran las de Santiago poniente con rangos entre 22% y 33%. Lo Prado alcanza una morosidad de 33% en sus comunidades, con atrasos de dos a seis meses.

En el Norte Grande se registró una morosidad del 26%; un alza de 2,1 puntos en comparación con el tercer trimestre de 2019.

En el Norte Chico, en tanto, este índice fue de 31%, registrando un aumento de 1,2 puntos porcentuales.

La zona central, sin contar a la Región Metropolitana, anotó una morosidad de 29%, registrando un incremento de 1,5 puntos porcentuales.

Mientras, en el sur  de Chile la morosidad fue de 28,8%, con un alza de 2,5 puntos porcentuales.

Dentro de las principales razones de no pago, según señala El Mercurio, se encuentra la cesantía, que explica el 35%, seguida de gastos extraordinarios que debieron ser cubiertos (25%) y lo mal que les fue a los trabajadores en sus negocios (10%).

"Existen situaciones personales que impiden cumplir con las obligaciones, además de un desconocimiento de los montos a pagar, el difícil acceso a facturas y boletas que respalden los montos invertidos y falta de modalidades de pago, entre otros", señaló a el matutino Edifito.com.

Aton Chile

Últimas Noticias