Comparte

El senador Guido Girardi (PPD) anunció que presentará un recurso de protección, una acción civil por daño moral y encargó estudiar acciones penales contra la isapre Cruz Blanca, por “violar los derechos humanos y poner en peligro la vida” de Allison Zenteno (38), madre de dos hijos, que vive en Temuco y padece lupus eritematoso sistémico e insuficiencia renal crónica terminal.

Según la denuncia planteada, el grupo familiar de Allison paga un plan de 250 mil pesos en Cruz Blanca y además tomó un seguro privado, “con el fin de precaver cualquier problema grave”.

Sin embargo, al ser diagnosticada con la enfermedad y activar las Garantías Explicitas de Salud (GES), su isapre le negó la cobertura porque su prestador es la Clínica Dávila en Santiago y, pese a que en el traslado corre riesgo mortal, también se niegan a cubrir un trasplante de riñón en la capital de La Araucanía.

Allison narró que “cuando en enero de 2019 me diagnostican lupus con compromiso renal, aparte de toda la incertidumbre y el miedo, la isapre me hostigó los 13 días que estuve en la Clínica Alemana de Temuco para trasladarme a la Clínica Dávila en Santiago que es el prestador con quien tienen convenio, pese a que no estaba en condiciones de viajar”.

La joven madre agregó que “en Temuco tengo mi red de apoyo, está mi hermana que va a donarme el riñón y existe toda la infraestructura médica necesaria, he ido a la isapre a pedir, por favor, que me cambien el prestador, pero no me dan más opción que viajar a Santiago y a mi costo”.

La mujer señaló que “el estrés de esta situación ha empeorado mi enfermedad, he hecho todas las solicitudes necesarias a través de las plataformas, pero no registran los reclamos y se pierden. Ha sido un calvario. Una cree estar prevenida con un buen plan y un seguro -que tampoco sirvió- pero no funcionó. Siento vulnerado mi derecho a tratar la enfermedad como corresponde”.

El hospital regional y la Clínica Alemana están capacitadas para hacer el trasplante renal en Temuco ¿No sé cuál es la porfía de la isapre de no querer autorizarme el prestador acá?”, sentenció Allison.

Por su parte, el senador Girardi indicó que “ninguna persona en Chile debiera sufrir este calvario, menos si está pagando a una institución que se supone es un seguro de salud, pero que en realidad privilegia los aspectos económicos abandonando a su suerte a los afiliados que se enferman”.

El parlamentario reveló que “el 27 de julio hicimos una presentación a la Superintendencia de Salud por el caso de Allison y hoy nos respondieron por whatsapp que están avanzando, pero es excesivamente lento cuando está en riesgo la salud y la vida de una persona”.

El senador aseguró que “mañana vamos a presentar un recurso de protección porque aquí hay una violación a los derechos humanos de Allison y la exponen a riesgo mortal. También, una acción civil por daño moral y he pedido que se estudien acciones penales, porque ella ha tenido un sufrimiento inconmensurable por la maldad y crueldad de su Isapre”.

Girardi concluyó que “le he solicitado al Ejecutivo acelerar la Ley de Isapres para terminar con estos abusos, porque no pueden seguir existiendo en Chile falsas instituciones de salud que en realidad son negociados oscuros que ponen en riesgo la vida de sus afiliados”.

Últimas Noticias