Comparte

El viernes pasado, Liliana Echeverría fue removida como directora del Hospital Claudio Vicuña de San Antonio, asumiendo en su reemplazo quien era el subdirector de Gestión Asistencial, Omar Pujol.

La noticia fue celebrada por trabajadores del recinto asistencial, quienes aseguraron que el hecho se produjo “después de dos años de una deficiente dirección” de Echeverría en el centro hospitalario.

Los dirigentes de base, Luz María Viveros y Patricio Velásquez, destacaron la buena disposición de Juan Carlos Aránguiz, a escuchar los requerimientos de funcionarios y la comunidad, respecto a la “deficiente gestión administrativa y falta de liderazgo de la saliente directora, quien en reiteradas oportunidades causara conflictos internos en la unidad de hospitalizados, acrecentados por la crisis sanitaria del Covid-19”, afirmaron.

Así mismo, señalaron que “durante la administración de Echeverría se evidenció una grave falta de insumos médicos y mala gestión de recursos; gran revuelo causó incluso a nivel nacional, la bullada denuncia de falta de combustible para las ambulancias del hospital”.

Los dirigentes valoraron “el cambio de director, del que califican como uno de los centros de atención de salud más importantes para la quinta región”.

También manifestaron la esperanza de poder entablar una relación más cercana y fluida con la nueva autoridad, ya que «la falta de compromiso, de liderazgo y la desconexión con las necesidades de los trabajadores del hospital fueron -a su juicio- la principal razón de los constantes conflictos al interior del establecimiento y también de la deficiente atención hacia la comunidad”.

«Los trabajadores ponen todo de su parte, pero el Servicio de Salud también debe asegurarles las condiciones básicas para desarrollar sus labores«, indicó Luz María Viveros, presidenta de la Federación Fenats Valparaíso.

En este sentido, Patricio Velásquez, dirigente sindical del Hospital Claudio Vicuña, agregó que «las autoridades deben tener un claro conocimiento y compromiso con la salud pública, porque su realidad y necesidades no son las mismas que las de la salud privada. Se requiere un acercamiento con los trabajadores en la toma de decisiones».

Agencia Uno.

Últimas Noticias