El delegado presidencial de la Región del Biobío, Patricio Kuhn, se refirió a la muerte de un trabajador de 22 años en la comuna de Cañete, quien falleció tras recibir un impacto de bala en su espalda.

“Lamentamos la muerte del joven mapuche de tan solo 22 años, una bala asesina y cobarde que llegó por la espalda y terminó con su vida en el Hospital de Cañete. Él se encontraba en el sector de Butamalal, un lugar donde no habían faenas formales y fue emboscado por un grupo de encapuchados”, indicó, según consignó Emol.

El suceso ocurrió cuando el joven fue intimidado por 10 individuos, momento en el que uno de ellos ejecutó un disparo que llegó hasta la espalda de la víctima, quien fue trasladada hasta el Hospital de Cañete, donde se confirmó su deceso. 

Al respecto, Kuhn señaló que “los hechos y motivaciones serán investigados por el Ministerio Público a cargo de la fiscal Roxana Salazar”.

Como Gobierno condenamos todo hecho de violencia y que se cobre una nueva vida en la provincia de Arauco. Según los medios del hecho, estudiaremos las acciones legales a realizar”, complementó.

“No descansaremos en nuestros esfuerzos para llevar paz y tranquilidad a todos los chilenos, y estos hechos de violencia de gran connotación pública son los que justifican plenamente el Estado de Excepción y la labor de apoyo de las Fuerzas Armadas a las instituciones de orden y seguridad”, cerró la autoridad.