El sacerdote jesuita Felipe Berríos emitió un comunicado este martes luego de conocerse que la Compañía de Jesús de Chile abriera una investigación canónica en su contra tras una denuncia por “hechos de connotación sexual”.

He tomado conocimiento de la denuncia en mi contra que ha sido informada a través de un comunicado de la Compañía de Jesús“, dijo Berríos.

Además, agregó que “no he sido informado de nada distinto de lo que dice ese comunicado”.

Haré todo lo que sea necesario por conocer y aclarar los orígenes de esta denuncia y me he puesto, desde ya, a disposición de la compañía para esclarecer los hechos con la mayor celeridad posible”, añadió el cura de 65 años.

Durante la tarde de este martes, la Compañía comunicó que abrió una investigación canónica contra el sacerdote religioso, tras recibir una denuncia el 29 de abril por una mujer adulta por “hechos de connotación sexual”.

En el escrito, los jesuitas señalaron que la abogada María Elena Santibañez será quien lidere la investigación. Mientras que, Berríos fue suspendido de su ejercicio ministerial mientras se realice la investigación.