El comercio ambulante ilegal ha crecido de manera exponencial en todo el país, situación que preocupa de sobremanera, en especial debido a la violencia e inseguridad que se asocia a este fenómeno.

Según la última encuesta de victimización de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), un 37% de los establecimientos tienen comercio ambulante ilegal a su alrededor y 3 de cada 4 de ellos mencionan que este ha aumentado, repercutiendo principalmente en la seguridad del barrio, clientes y empleados.

Este domingo 8 de mayo se celebra el Día de la Madre, sin duda una fecha icónica para el comercio y clave en sus ventas. Históricamente, mayo es el segundo mes (el primer mes es diciembre) más importante para el comercio por el aumento en sus ventas, concentrando cerca del 9% de lo que el sector vende en un año, destacando las categorías de vestuario, calzado, artículos eléctricos, belleza y cuidado personal.

Es por ello que el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), Ricardo Mewes; el jefe del Departamento de Control de Tráfico Ilícito de Aduanas, Carlos Escudero; el Prefecto Inspector Leonel Fuentes, jefe Nacional de Delitos Económicos y Medioambiente de la PDI y la presidenta ejecutiva de la Cámara Cosmética, Lucía Martínez, realizaron en conjunto un llamado a los consumidores a comprar en el comercio formal para el Día de la Madre y así, junto con cuidar su salud y la de su familia, asegurar la garantía de los productos y también su procedencia.

En la instancia, el presidente de la CNC hizo un llamado “a comprar en el comercio establecido, ya que con ello estaremos apoyando la reactivación de cientos de pymes; al adquirir productos en el comercio formal podemos exigir nuestros derechos como consumidores y tener una experiencia de compra segura que cumple con las normas sanitarias donde se entrega garantía y respaldo de la compra”.

Mewes agregó que “cuando se compra en el comercio informal se está financiando a las mafias que proveen al comercio ambulante que se instala en la calle como el último eslabón de la cadena de distribución. Además, se están comprando productos sin saber su procedencia, fomentando con ello la vulnerabilidad laboral, ya que no se está ayudando a los comerciantes informales, sino que se está potenciando a las bandas organizadas que lucran con ellos”.

Por su parte, Carlos Escudero, jefe del Departamento de Control de Tráfico Ilícito de Aduanas señaló que “en nuestras labores habituales, durante todo el año decomisamos millones de productos falsos, muchos de ellos sumamente solicitados en fechas como los días previos al Día de la Madre”.

“Se trata de ropa, accesorios, cosméticos, entre otros. Este trabajo es muy relevante para nuestro Servicio porque, además de resguardar el comercio lícito, busca proteger a las familias, ya que la fabricación y componentes de las falsificaciones son de origen desconocido y no podemos certificar su calidad. Hay que crear conciencia de que el uso de estos productos podría causar eventuales daños a la salud de quienes los usen”, añadió.

Escudero agregó que “además, como no tenemos certeza de su origen, por más atractiva que sea la oferta, puede resultar ser un producto de mala calidad. Este trabajo se desarrolla lo largo de todo el país y no sólo se realiza directamente en los puertos marítimos, aéreos o terrestres, sino que a través del trabajo coordinado e intercambios de información con otras instituciones. También se desarrollan operativos directamente en las bodegas o locales comerciales para evitar que los productos falsos lleguen a los consumidores finales”.

La presidenta ejecutiva de la Cámara Cosmética, Lucía Martínez, enfatizó que “como gremio nos preocupa por sobre todo que la gente pueda seguir comprando productos cosméticos seguros y la industria cosmética establecida da garantías de aquello. Sin embargo, las personas no tienen conciencia del daño que se pueden provocar al comprar un producto cosmético falsificado o en el comercio informal, ya que estos se aplican directamente sobre la piel, sin tener noción de si son seguros o no, pudiendo provocar efectos nocivos. El llamado es, entonces, a regalar con responsabilidad”.

Mientras que el prefecto inspector Leonel Fuentes, jefe Nacional de Delitos Económicos y Medioambiente de la PDI, agregó que “la Brigada Investigadora de Delitos de Propiedad Intelectual de la PDI, al efectuar un trabajo de análisis criminal e inteligencia operacional logra identificar a los infractores de la Ley de Propiedad Intelectual e Industrial lo que permite, en definitiva, incautar las especies infractoras, es decir, productos falsificados y/o piratas, protegiendo con esto a la ciudadanía para que, de esta forma, compren productos originales, minimizando el riesgo de adquirir productos deficientes o de mala calidad”.

Durante la actividad, estas instituciones mostraron diversos productos incautados en el comercio informal, en su mayoría cosméticos y perfumes que serían comercializados para regalar en la conmemoración del Día de la Madre, cuya procedencia y posibles daños en la salud se desconocen.