La Empresa Nacional del Petróleo (Enap) comunicó que debido de la «toma en los accesos a la refinería y del Terminal Marítimo San Vicente por trabajadores contratistas asociados en Fenatrasub«, debieron detener «el 100% de las operaciones logísticas y de distribución de combustible» para la zona sur del país.

Enap señala que es una situación inédita para la empresa y que ya dieron aviso a las autoridades, «informando que en un plazo de cinco días a partir de hoy (viernes 6 de mayo)«, la estatal «no cuenta con abastecimiento de gasolina, diésel y kerosene doméstico para calefacción en la Región del Biobío y la zona sur del país».

En la declaración pública, lamentan esta extrema situación que se generó, según indican, esto es empujado por «la falta de disposición de diálogo de Fenatrasub, a cuyos dirigentes y representantes hemos expuesto la gravedad de esta situación», algo que también comunicaron a las autoridades.

La empresa asegura que «ha realizado todos los esfuerzos para mantener la cadena de suministro de combustibles y cumplir con la estrategia para Chile«, sin embargo, debido a los «riesgos que acarrea para las operaciones» toman esta determinación.