La Bancada de senadores de Renovación Nacional (RN) se reunieron con el Presidente Gabriel Boric en La Moneda durante la tarde de este lunes, en la instancia pidieron que no se hable de “presos políticos” y “terminar con mensajes contradictorios”.

En la cita, los legisladores presentaron 35 propuestas en esta materia y que son parte de la agenda del partido. Además, enfatizaron en terminar con las “señales contradictorias”, ya que, por un lado, promueven “una agenda de impunidad” y, por otra parte, “nos piden acceder a un acuerdo por la seguridad”.

“Por eso es tan importante que el Presidente de la República asuma la responsabilidad de gobernar y eso también implica hacerse responsable de los hechos de violencia que hoy día están ocurriendo en La Araucanía y en la región del Biobío, sin que el Estado implemente todas las medidas que tiene a disposición, por ejemplo el Estado de Excepción Constitucional“, manifestó el jefe de bancada RN, Francisco Chahuán.

Además, precisó que las 35 medidas entregadas al Mandatario son de “carácter político, administrativo y legislativo”, con la finalidad que el Ejecutivo le “ponga urgencia”.

Ciertamente, acá se trata de evitar las señales contradictorias, evitar seguir hablando de presos políticos cuando no hay, evitar seguir insistiendo en el otorgamiento de indultos cuando no se cumplen los requisitos para ellos y terminar con aquello que señala la ministra de Justicia o del Interior, en términos que hay compromiso de campaña respecto a los indultos a entregar y, por tanto, generar una política de impunidad respecto a los hechos de violencia“, sostuvo el senador Chahuán.

Asimismo, subrayó que “aquí tiene que haber coherencia, terminar con ese mensaje contradictorio que busca generar una cultura de la impunidad a la cual nosotros no vamos a acceder”.

“Sentimos que altos personeros del Gobierno justifican la violencia”

Por su parte, el senador representante de La Araucanía, José García Ruminot, dijo que lo primero que expresaron al Presidente Boric y al ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, que “asuman con decisión y convicción” la situación en el sur del país.

Nosotros sentimos que altos personeros del Gobierno justifican la violencia, no la rechazan con la fuerza y energía que la situación amerita“, manifestó el legislador RN.

Por lo tanto, señaló que una de las primeras peticiones al jefe de Estado fue que “no se siga hablando de presos políticos, porque en Chile no hay presos políticos. Las personas que se encuentran detenidas provisoriamente o se encuentran condenadas es por delitos graves, extremadamente graves”.