Por cuarto día consecutivo, las autoridades declararon para este sábado 14 de mayo Alerta Ambiental preventiva para toda la Región Metropolitana (RM).

La Delegación Presidencial de la RM por recomendación de la Seremi del Medio Ambiente, determinaron continuar con la medida, debido a que “persisten las condiciones adversas de ventilación en la cuenca de Santiago“.

Las autoridades explicaron que debido a la escasa ventilación durante este viernes, “la Calidad del Aire alcanzó niveles de regular en todas las estaciones de la Red de Monitoreo del Ministerio del Medio Ambiente”.

Por su parte, la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), para este sábado, pronosticó “circulación ciclónica en superficie y vaguada de onda corta, dando paso aproximación de dorsal altura”. Además, indicó que se esperan temperaturas entre 7° y 20° Celsius.

Medidas ante la alerta ambiental en la RM

Debido a esto, las autoridades reiteraron el llamado a la población a respetar las medidas decretadas por este episodio, estas consisten en “a prohibición de encender calefactores a leña y derivados de la madera en toda la Región Metropolitana“. Como también, no se podrá realizar quemas agrícolas.

Restricción vehicular permanente

Para este sábado 14 de mayo, las autoridades señalaron que no hay restricción vehicular en la región.

Quemas Agrícolas

Prohibición de Quemas Agrícolas en toda la Región Metropolitanaentre el 15 de marzo y el 30 de septiembre.

Calefacción residencial

No podrán funcionar los calefactores de uso residencial que utilicen combustibles sólidos, tales como leña, y otros derivados de la madera, excepto calefactores a pellets de madera, en toda la Región Metropolitana.

Actividades deportivas

El Ministerio de Educación -a través de la Seremi de Educación RM-  sugiere que, en los días de Alerta Ambiental, las clases de Educación Física no se suspendan, sino que se modifique la intensidad de sus actividades, abordando aquellos objetivos de aprendizaje y contenidos más específicos que no requieran un mayor consumo de oxígeno, idealmente realizándolas bajo techo.

Esta medida debe ampliarse a los recreos y/o a las pausas educativas.