Raúl Moya, padre de Tamara Moya.
Comparte

Este miércoles Raúl Moya, padre de Tamara Moya, se refirió en La Mañana de Agricultura a la aprobación en la Cámara de Diputadas y Diputados del proyecto de ley de la denominada Ley Tamara, iniciativa que agrava las penas por los delitos cometidos contra niños y que ya fue despachada a Ley de la República.

"Evidentemente para nosotros ha sido un proceso muy doloroso, ha sido menos de un año y medio, para nosotros se nos ha hecho eterno. Estoy con el tema de las sanciones que recibirán estos sujetos, los que fueron condenados por el homicidio de mi hija. Eran las dos metas que nos propusimos en nuestra vida, afortunadamente hemos podido conseguir ambas", señaló.

"Efectivamente se siente como un logro, si bien esto no representa un consuelo para la ausencia de Tamara, el sufrimiento de vivir sin ella sigue siendo el mismo día a día. No obstante de eso teníamos que cumplir con este deber que nos autoimpusimos y lo logramos, no nosotros solos obviamente, sino muchísima gente que se identifico con esta causa", agregó.

"Fue harta gente la que se puso la camiseta, particularmente en el tema de la ley, fue algo sumamente transversal, de izquierda a derecha. Es algo que se ve bien poco en la política, ojalá ocurriera más seguido, que los legisladores pensaran siempre en el beneficio del país, del ciudadano común y corriente antes que sus ideologías", sentenció.

Respecto de los detalles del proyecto ya despachado a ley, Raúl Moya explicó que "se definen tres grupos especialmente vulnerables frente al accionar delictual, que son los menores de edad, dentro de los cuales calificaba mi hija; Las personas con algún grado de discapacidad y los adultos mayores, según la definición que establece la ley".

"Cuando persona de estos grupos sufra delitos violentos, siempre las penas se verán agravadas, se le agregará un grado en la calificación de la pena. Incluso en los delitos más graves, como el homicidio, se descartan los mínimos de las penas en toda clase de homicidios", detalló.

Por otro lado, al referirse al proceso que ha enfrentado durante las investigaciones realizadas para dar con los responsables del crimen de Tamara, Moya señaló que "lo que hice fue porque sentía que era mi deber como padre, pero la Policía de Investigaciones también hizo su trabajo, lo mismo el Fiscal".

"Cuando lo conocí me dijo ‘créame que lo entiendo, vamos a hacer todo lo posible para que esto termine con estos sujetos tras las rejas durante mucho tiempo’. El siempre sintonizó con lo que nosotros pedíamos, que eran las penas más altas, junto con nuestro abogado y los otros querellantes lo pudieron conseguir", señaló.

"Si bien nuestra lucha fue bien mediática, dimos la cara por nuestra hija, la verdad es que las instituciones en nuestro caso si funcionaron. Lamentablemente no podemos decir que esta fuera la tónica, no es lo que ocurre siempre, pero en nuestro caso al menos todo funcionó como debía frente a un hecho tan terrible como el que sufrimos nosotros", cerró.

Últimas Noticias