Agencia Uno
Comparte

Cerca de 100 personas intentaron ingresar sin control a través del paso Chachalluta, al norte de Arica, alrededor de las 20:00 horas el martes.

En conversación con "La Mañana de Agricultura", el alcalde de la comuna, Gerardo Espíndola, tiene su propia hipótesis de lo que realmente pasó.

"No fue una acción voluntaria, de decir ‘pongámonos de acuerdo’, sino que estuvo orquestado por mafias de traficantes de personas o de droga que le indican a estas personas -que son personas migrantes en un espacio de vulnerabilidad- ‘hagan esto, seguramente los van a dejar entrar’", planteó.

Esto para "poder distraer a las policías, distraer el control de lo que esté pasando en la fronteras y, de este modo, queda el resto de la frontera totalmente debilitado para hacer ingreso de otras personas, o de drogas, o de armas o todo lo que pueda ser de contrabando en un espacio fronterizo como el nuestro".

Una solución para la crisis, dijo la autoridad comunal, es que haya una "coordinación real y un liderazgo que Chile no lo ha tenido de manera fuerte en materia de la región completa".

También "más militares en la frontera". De hecho, durante la campaña electoral del Presidente Gabriel Boric propuso que Chile tuviera una policía especializada en fronteras.

Lo anterior debido a que el aumento de dotación es de carabineros de Chile en la frontera "también es injusto para nosotros, porque quedamos con menos carabineros en la ciudad por cuidar una responsabilidad que es del Estado de Chile, porque la frontera no es la de Arica, es la del Estado chileno".

En cuanto a la idea de construir zanja o una reja, sostuvo que "eso es imposible porque es tan accidentada la frontera en la parte altiplánica, acá en la parte con Perú tampoco es tan fácil. En que se termine un proyecto como esos nos vamos a demorar 15-20 años y es totalmente insuficiente para la urgencia que se requiere de hoy".

Últimas Noticias