gaspar rivas
Agencia Uno
Comparte

El diputado del Partido de la Gente (PDG), Gaspar Rivas, comentó que padece de trastorno-obsesivo-compulsivo, más conocido como TOC y relató lo complicado que ha sido lidiar con ello.

He vivido con vergüenza, sobre todo siendo político. Es triste darle la mano a alguien y que se dé cuenta de que tengo que ir a lavármelas inmediatamente", dijo en conversación con Las Últimas Noticias.

Incluso, el parlamentario agregó que "desde que tengo 18 años que tengo que lavarme las manos unas cien veces al día".

Gaspar Rivas y la asistencia de la Doctora Cordero

Una de las cosas que no le gustan al diputado, es que ocupen su puesto en el hemiciclo: "Me genera una grieta en la siquis cuando veo a alguien sentado ahí. Tengo que decirles que por favor se levanten. Tengo alcohol y crema en mi escritorio para la ropa o para cuando alguien me toca el respaldo de la silla".

A su vez, valoró el apoyo que le dio su par y doctora, María Luisa Cordero. "Me dijo que me veía pasar siempre hacia el baño. Le comenté que tenía TOC. Me ofreció conversar y le comenté que llevaba años tomando Venlafaxina. La doctora me cambió el medicamento y me recetó Escitalopram, una vez al día", detalló.

Por último, no descartó que tenga el síndrome de Tourette. "Quedamos de analizarlo. Me dijo que volviéramos a conversar y a lo mejor me deriva con alguna colega para ver la categoría del Tourette, porque tampoco soy de esas personas que van caminando por la calle y echan una chuchería de la nada", cerró.

Últimas Noticias