cultivos agrícolas archivos - Radio Agricultura
Publicado enEl Agro

Recuperación biológica del suelo para enfrentar el cambio climático

El uso indiscriminado de productos químicos además de otras malas prácticas en la agricultura, degradan y erosionan el suelo, pero eso es solo el aspecto más visible.

El daño trasciende el impacto en el medio ambiente, eleva los costos de producción y disminuye la competitividad de las exportaciones, pero aún más grave, es el efecto nocivo que en menor o mayor grado tienen en la salud de animales y personas.

“La agricultura comenzó hace unos 12 mil años y hasta mediados del siglo pasado, la actividad era prácticamente realizada de forma natural. Pero desde hace unos 60 años, cuando se comenzaron a utilizar excesivamente productos químicos, se ha provocado un daño enorme al medioambiente y en términos generales, a toda forma de vida en la tierra”, señala Ana Patricia Luengas, gerente general de Biopunto , una empresa especializada en soluciones biotecnológicas que tienen aplicaciones en agricultura, producción animal, medio ambiente y también de uso doméstico.

“En este escenario complejo, debemos actuar de manera rápida, entendiendo la relevancia que tienen los suelos y que es posible hacer una corrección biológica para ayudar en la recuperación de los ecosistemas”, afirma la ejecutiva.

Según asegura Luengas, en el escenario actual, utilizando métodos que no contemplan la recuperación integral del suelo, “se elevan los costos de producción en un porcentaje considerable, al entrar en el círculo nocivo del desequilibrio del ‘ecosistema suelo’ que trae las enfermedades y con ellas los “cidas” para manejarlas: nematicidas, fungicidas, pesticidas, etc. eliminando, aún mas, la vida y convirtiendo el suelo en una estructura compacta que necesita cada vez mas intervención e inversión”.

Corrección biológica del suelo

Según información de la FAO, Organización de las Naciones para la Alimentación y la Agricultura, el 95% de los alimentos se produce en el suelo y ahí se alberga una cuarta parte de la biodiversidad del planeta por ello su “preservación es esencial para la seguridad alimentaria”.

Este organismo señala también que este es un recurso no renovable, porque para que se regenere por si solo 1 centímetro de suelo, pasan a lo menos mil años.

“Pero aún así, podemos recuperar la vida y el equilibrio del suelo haciendo una corrección biológica, utilizando soluciones biotecnológicas basadas en microorganismos probióticos, que mediante su proceso fermentativo y antioxidante, proporcionan azúcares y sustancias útiles para el desarrollo de otros microorganismos benéficos del suelo donde se aplican, generando un aumento de la materia orgánica,
mejorando su estructura y retención del agua. Todo esto acompañado de mejores practicas en la forma de cultivar”, asegura Ana Patricia Luengas.

Este tipo de soluciones basadas en microorganismos eficaces, no solo buscan ayudar a recuperar el suelo para el cultivo, sino que también ayudan a mejorar la producción, porque utilizando este tipo de tecnología, se obtienen productos de mejor calidad, tanto para el consumo humano, como también animal, se reduce el uso de agroquímicos, se bajan costos de producción, además de proteger y ser un agente activo en el cuidado del medio ambiente, ya que los suelos juegan un papel demasiado importante en la mitigación del cambio climático, almacenando carbono.

Otra práctica que afecta el suelo es la quema de rastrojos, que es muy habitual en los campos chilenos tras la cosecha del maíz, con lo que se intenta de alguna manera acelerar el proceso para volver a sembrar, pero lo que se hace no solo es perjudicial para el medio ambiente por la contaminación, sino que además el fuego afecta el ecosistema presente y deja de lado una materia orgánica importante para la nutrición y estructura el suelo y un recurso económico.

Publicado enEl Agro

Realizan primera descarga de imágenes del nuevo Sistema Nacional Satelital

El nuevo Sistema Nacional Satelital (SNSat) dio otro paso más en la consolidación de la era aeroespacial de Chile, tras realizar la primera descarga oficial de imágenes e información desde la “constelación satelital”.

Estas primeras imágenes satelitales descargadas hoy mostraron diferentes hechos desde el punto de vista medioambiental, como por ejemplo la crítica situación de glaciares en la Región Metropolitana, el aumento de la cota de agua en la Antártica y su evolución hacia el año 2050, entre otros.

También se tuvo información sobre el manejo y administración de situaciones como el control de inundaciones, planificación territorial, incendios forestales, desarrollo de cultivos agrícolas, estudios mineros e hídricos, agricultura, minería, pesca, medioambiente, gestión de desastre, planificación de territorio, entre otras.

Se trata de imágenes obtenidas de un grupo de más de 200 satélites a los que nuestro país tendrá acceso y que se sumarán los 10 propios, ocho de los cuales se construirán y diseñarán en Chile, y comenzarán a ser lanzados al espacio en forma sucesiva a contar de fin de año o principios de 2022.

Los principales beneficios de la descarga, catalogación y disponibilización de las imágenes satelitales serán tres: mayor resolución de la imagen, aumento en la cantidad de información y rapidez en la obtención de datos, lo que beneficiará a una mayor cantidad personas, entidades y rubros que pueden acceder a esta información.

Este nuevo hito se vivió esta mañana en el Servicio Aerofotogramétrico (SAF) de la Fuerza Aérea de Chile, en presencia de los ministros de Defensa Nacional, Baldo Prokurica; de Obras Públicas, Alfredo Moreno; de Agricultura, María Emilia Undurraga; de Minería y Energía, Juan Carlos Jobet; de Ciencias, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve; del subsecretario de Defensa, Cristián De La Maza, del Comandante en Jefe de la FACh, general Arturo Merino, y de la embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg.

Baldo Prokurica destacó que “los beneficios de disponer de nuestras propias capacidades satelitales son enormes, no solo en Defensa, sino que también en materia de medio ambiente, hídrica, minera, agrícola, de planificación urbana y la explotación de nuestros recursos naturales, entre otros usos. Para qué decir en materia de comunicaciones, de búsqueda y rescate o ayuda a la población en caso de desastres o emergencias.

Alfredo Moreno puntualizó que “éste es un salto científico y tecnológico que nos va a permitir tener las mejores herramientas y la información necesaria también en materia de obras públicas y recursos hídricos, por ejemplo, en materia de agua servirá para monitorear la situación de glaciares y de la nieve, además de permitir hacer un mejor uso del agua para riego, esto es fundamental para ir dimensionando lo que está pasando con el cambio climático y con la actividad humana”.

En esa línea, la ministra Undurraga señaló que esta tecnología es muy relevante para lo que viene en el agro: “Recientemente hemos presentado junto al presidente Piñera el Plan contra la Sequía que busca aumentar la disponibilidad de agua y mejorar la eficiencia en su uso y desde esa perspectiva creemos que una iniciativa como esta, en la que, a través de las imágenes y los datos que se obtienen de los satélites, se pueda optimizar la información de los predios agrícolas y así poder mejorar las capacidades y la toma de decisiones, temas que son  muy importantes  para el agro, sobre todo en el contexto de sequía y emergencia agrícola que se ha instalado en una parte importante del país”.

El biministro Jobet afirmó que “estamos poniendo la mejor infraestructura y tecnología espacial que Chile está desarrollando al servicio de la minería y de las personas que dependen directa o indirectamente de ella. Con estos satélites podremos identificar y prevenir posibles escenarios de emergencia que se producen por la actividad volcánica o por los procesos de remoción de masa, así como entregar información valiosa para los procesos de exploración y prospección de la minería. Esta información nos ayudará a tomar mejores decisiones en beneficio de la seguridad de los chilenos, pero también para seguir construyendo la minería que queremos: una minería con visión de futuro, que usa las últimas tecnologías disponibles, y que es más competitiva, innovadora y sostenible”.

El ministro Couve señaló que “la descarga de la primera imagen satelital que el SNSat proveerá al Sistema Nacional Espacial marca un importante avance para nuestro país. El acceso a estas constelaciones de satélites nos dota de una nueva capacidad estratégica de observación de la tierra con imágenes en el rango infrarrojo, multiespectrales, hiperespectrales y radáricas.  El procesamiento de los datos geoespaciales nos permitirá expandir el uso de esta información más allá de la seguridad y soberanía, abriendo nuevas aplicaciones de la mano del conocimiento. Por ejemplo, para enfrentar desafíos como la sequía, desarrollo urbano, o predicción de incendios forestales. Además, con estas nuevas capacidades podremos tomar mejores decisiones para la acción climática y disponer esta información para la comunidad científica mediante el Observatorio de Cambio Climático”.

En tanto, el general Merino señaló que “la participación de la Fuerza Aérea en el Sistema Nacional Satelital permite aportar con nuestro valioso capital humano y tecnológico en la ejecución de esta primera descarga de imágenes desde una constelación de satélites. Este importante hito marca el acercamiento del espacio a las personas y contribuye al desarrollo nacional, aspectos que van en directo beneficio de todos los habitantes del país”.