industria vitivinícola archivos - Radio Agricultura
Publicado enEl Agro

Tres vinos tintos para la temporada otoñal

En Chile contamos con una amplia diversidad vitivinícola, y siempre se puede encontrar un vino ideal para cada temporada.

Con los días más frescos y el otoño, vuelven los platos más elaborados, con comidas más calóricas, y que se maridan perfectamente con cepas tintas, como Cabernet Sauvignon, Carmenère, Syrah, Merlot, entre otros.

Estas son algunas de las mejores opciones recomendadas por Sebastián Ruiz, enólogo de Viña Tarapacá.

Red Blend

Los Red Blend son vinos que mezclan distintas variedades de vino. Pueden ser jóvenes o antiguos, y poseen una nariz llena de capas aromáticas que le dan mucha complejidad y podemos encontrar aroma de frutos rojos, acidez equilibrada y una leve sensación de sucrosidad.

Este tipo de ensamblaje se recomienda para preparaciones que incluyan legumbres, carnes blancas y rojas, pastas y quesos duros y maduros.

Una buena sugerencia para quienes se fijan en el origen de los vinos es el Tarapacá Gran Reserva Orgánico Red Blend, resultado de un ensamblaje elaborado por Viña Tarapacá en base a uvas orgánicas certificadas del Valle del Maipo, rescatando lo mejor de cada cepa de diferentes terroirs del valle: la representación del Syrah, Cabernet Sauvignon, Carmenère y Cabernet Franc.

Cabernet Sauvignon

Esta cepa proveniente de Francia es la variedad más consumida en el mundo, y la más plantada en Chile. Para la temporada que comienza es el acompañante perfecto de platos ricos en proteínas y con un contenido de grasa algo mayor, a base de carnes rojas, blancas y de caza, como conejo y ciervo, así como también pastas con salsas contundentes, guisos y risottos.

Tarapacá Gran Reserva Cabernet Sauvignon es una buena elección por su versatilidad y equilibrio, con aromas a mora, cassis, chocolate y especies como eneldo, laurel y lavanda.

Syrah

Son vinos con volumen, profundos y muy jugosos en boca. Es por lo anterior que son ideales para acompañar los guisos que vuelven a la mesa con los días más frescos, así como también carnes de pavo, cerdo, conejo y jabalí. Tarapacá Gran Reserva Syrah, de un color intenso y profundo púrpura, es una opción perfecta y expresa la esencia del terroir del Fundo Tarapacá.

Viña Tarapacá, desde 1874, es reconocida por su tradición y calidad excepcional, que nace del interés por preservar su Clos Natural dotado de rica biodiversidad. La familia Tarapacá está comprometida con su legado, uno que promueve el cuidado del planeta y la sustentabilidad.

Todos los vinos de Viña Tarapacá están disponibles en www.labarra.cl, www.catadores.cl y en los principales supermercados del país.

Publicado enEl Agro

Vinexpo America 2022: Chile llega por primera vez al evento más importante de vinos de Estados Unidos

Entre el 9 y 10 de marzo ProChile junto con Wines of Chile estarán presentes por primera vez en Vinexpo America 2022, una de las ferias internacionales más importantes de la industria vitivinícola mundial, la cual se llevará a cabo en la ciudad de Nueva York.

Ambas entidades que buscan promover los vinos chilenos en Estados Unidos trabajarán en conjunto esta actividad con el objetivo de exhibir el amplio y diverso portafolio que Chile ofrece al mercado estadounidense.

Un total de 9 viñas chilenas estarán presentes en un pabellón de 100 metros cuadrados, las que exhibirán sus líneas de productos Premium provenientes de diferentes valles vitivinícolas del país y destacando a su vez, sus credenciales en materia de sustentabilidad.

Las viñas participantes son: VSPT Wine Group, La Prometida (Nobel), Las Veletas, Viña Maquis, Ventisquero, Vicus Orbis, Viña Aromo, Viña Hacienda Maule y Viña Terranoble.

Este esperado encuentro es una excelente vitrina para las viñas chilenas, dado que tendrán la oportunidad de mostrar la diversidad de vinos que ofrece el país, frente a más de 2.500 asistentes, entre ellos los más importantes retailers, importadores y distribuidores en Estados Unidos.

Además, contará con sesiones educativas y actividades que incluyen conferencias, clases magistrales, y mesas redondas con paneles de expertos, entre otros.

“Las exportaciones de vinos en 2021 totalizaron US$ 1.968 millones, un 6,5% más que en 2020, siendo China, Estados y Reino Unido, los principales destinos para este producto. El regreso a la presencialidad en ferias y la posibilidad de mostrar en directo nuestros vinos, nos abre la posibilidad de seguir creciendo en nuestras exportaciones”, señaló Christophe Desplas, Director Comercial de ProChile en Nueva York.

Y agregó: “Nueva York es el tercer Estado con mayor consumo de vino, luego de California y Florida, por lo que Vinexpo America es una gran plataforma para la promoción de vinos chilenos y un muy buen punto de partida para este 2022”.

Chile ya participó en febrero de este año en Vinexpo París, y tiene contemplada su participación en Prowein Düsseldorf en Alemania, actividad sujeta a confirmación a partir de la situación de la pandemia en el mundo.

Publicado enEl Agro

VSPT Wine Group anuncia apertura de oficina comercial en Miami

VSPT Wine Group líder en Chile en ventas de vino embotellado y Top 20 productor a nivel mundial, formado por emblemáticas marcas de Chile y Argentina, anunció hoy un nuevo acuerdo comercial con Southern Glazer’s Wine & Spirits, reconocido distribuidor de alcoholes en Estados Unidos.

La compañía será su nuevo distribuidor nacional, exclusivo para la marcas Cabo de Hornos, 1865, y la reconocida marca GatoNegro de Viña San Pedro. A este portafolio, se suma la distribución de Viña Leyda, premiada por sus Pinot Noir y Sauvignon Blanc de clima frío costero, y la marca argentina Graffigna.

Este nuevo acuerdo, se enmarca dentro de una nueva estrategia comercial del grupo chileno en Estados Unidos, que comenzará a operar con oficina propia con base en Miami, Florida. La nueva oficina comercial de VSPT U.S es un nuevo paso para fortalecer su portafolio de marcas, mejorar su distribución y el trabajo conjunto y coordinado que buscan tener con su nuevo socio comercial en el país Norteamericano.

“Este es un paso inédito para VSPT y nos tiene muy motivados. Llevamos mucho tiempo estudiando el diseño de una nueva estrategia comercial para este mercado clave y, estamos convencidos que, de la mano de Southern Glazer’s, será muy exitosa. Las expectativas son altas, pero creemos que tenemos el equipo y las marcas adecuadas para lograrlo”, comentó Pedro Herane, Gerente General de VSPT Wine Group.

La nueva oficina en Estados Unidos contempla la formación de un equipo local liderado por Andrés Tauber como su Presidente, Roberto Catalani como Vicepresidente de Marketing y John Dougherty, profesional con larga experiencia en el negocio del vino, como Estratega Comercial.

Este equipo responsable de liderar el desafío, centrará sus esfuerzos en armar un equipo local, y comandar la estrategia comercial y de marketing para la promoción del diverso portafolio de vinos del grupo en Estados Unidos.

El acuerdo será efectivo a contar de marzo 2022.

Publicado enEl Agro

ProChile publica la primera selección nacional de “Vinos de Nicho”

En un esfuerzo inédito por rescatar el valioso segmento de los vinos “de nicho” chilenos, ProChile junto con el Ministerio de Agricultura publicaron el primer y más grande compendio institucional que se ha titulado como “Vinos de Nicho de Chile”.

Este documento, según informa El Mostrador, busca exhibir a los mercados del mundo un portafolio transversal de producciones que se elaboran con sentido de origen y a escala humana a lo largo y ancho del territorio nacional.

“Este material nos servirá para seguir estimulando la promoción internacional de este importante sector. El catálogo contiene el detalle del trabajo de 60 viñas ubicadas entre el Valle del Huasco por el norte y la zona de Osorno por el sur, las que exponen su historia, producción, premios, sugerencias de maridaje y contactos, destacando el esfuerzo de estas medianas y pequeñas empresas en la sostenibilidad de sus proyectos”, señala Lorena Sepúlveda, directora Nacional de ProChile.

Los productores y el valor intangible de los territorios

Esta nutrida publicación cuenta con la participación especial y voluntaria de viñas locales que se emplazan en la gran diversidad de terruños del país y que gracias al segmento al cual pertenecen, logran traspasar un aspecto que normalmente la gran industria suele descuidar: hacer vinos desde los territorios es más que la creación de productos commodities para la exportación, sino que por el contrario, corresponde la suma de esfuerzos entre las comunidades y los viñedos vinculados al entorno biodiverso que les rodea.

“Este trabajo está enfocado en mostrarle al mundo los vinos de nicho que Chile está produciendo hoy y que se caracterizan por dar cuenta de la diversidad y riqueza que posee nuestro país en materia vitivinícola. Se trata de viñas con producción de vinos orgánicos, naturales, patrimoniales, biodinámicos, de autor, que hoy están presentes a lo largo de los valles de la extensa geografía de nuestro país. Si bien la promoción de estos productos partió hace un tiempo y hemos visto varios éxitos en ventas internacionales, este catálogo viene a consolidar el trabajo que como ProChile hemos estado haciendo y potenciando: el conocimiento internacional de nuevas categorías de vino chileno con estas características”, destaca Lorena Sepúlveda.

Exportaciones destacan por su gran posicionamiento

Desde siempre se ha percibido con cierto reproche por el mercado y stakeholders en general, el exiguo precio por caja exportada de vino chileno hacia el extranjero, materia al debe por parte de la industria local que ha desplegado esfuerzos por el aumento del valor, no solo respecto a su tarifa, sino que a su calidad.

Desde algún tiempo a esta parte, el precio ha ido paulatinamente creciendo; año a año la tarifa ha incrementado producto de las estrategias comerciales que desde ProChile y un conjunto de entidades relacionadas han ido implementando.

“Los mercados principales en los cuales ProChile ha reforzado la promoción en conjunto con los gremios y empresas son Estados Unidos, Brasil, Canadá y Reino Unido, entre otros. Hoy las tendencias mundiales de consumo, donde el valor va más allá del producto, han motivado la elaboración de este tipo de vinos que son a baja escala en producción, alta calidad y valor agregado, dirigidos principalmente al mercado Horeca y tiendas especializadas. Además, estos vinos pueden alcanzar un valor que va sobre los US$60 por caja, el doble del promedio que se maneja tradicionalmente y que alcanza los US$29 por caja, reforzando la importancia de su promoción internacional”, dice la directora Nacional de ProChile.

Es por todas las razones anteriormente expuestas que es de vital importancia poner en valor a todos aquellos actores descentralizados que están, desde el sumo esfuerzo, elaborando productos ancestrales, con baja huella de carbono, a escala humana y colaborativa que, categóricamente entregarán los insumos necesarios para la creación del valor agregado que necesita hoy día el vino chileno.

En la misma senda, reconocer las ayudas que el Estado a través del gobierno impulsa para que los consumidores logren apreciar la verdadera riqueza identitaria, en términos de marca país, del cual goza Chile en el mundo.

Bilingue y gratuita

Según consigna el sitio Mostosydestilados.cl, la Guía “Vinos de Nicho de Chile” hace una parada en todos los valles vitivinícolas de Chile, desde Huasco hasta la zona austral.

Cada uno de ellos tiene un texto introductorio escrito por el periodista, Carlos Reyes, además de un prólogo redactado por el Doctor en Terroir, Pedro Parra.

La coordinación general, en tanto, estuvo a cargo de Nadia Parra, sommelier y coordinadora nacional de vinos, cervezas y aguas de ProChile.

La publicación digital, que ofrece su texto en inglés y español, se difundirá en las más de 50 Oficinas Comerciales que posee ProChile en todo el mundo.

También se donará a la Biblioteca Nacional Digital de Chile para que quede disponible para todo público. Y estará en formato EPUB para soportes digitales.

Es posible descargar una copia gratuita de la obra desde el sitio web de ProChile.

Publicado enEl Agro

Identifican antiguas variedades viníferas entre viñas patrimoniales de la Región del Maule

“Estamos generando una colección de vides criollas y minoritarias, para que los viñateros de la región puedan contar con nuevas variedades en elaboración de vinos con identidad local” sostuvo la enóloga Irina Díaz, quien junto al biotecnólogo, Nilo Mejía, lideran un importante trabajo de investigación en vitivinicultura de la Región del Maule.

Basados en la extensa trayectoria de INIA en genética de vides e innovaciones enológicas, los investigadores están abocados a re-descubrir antiguas vides minoritarias del Maule. Se trata de cepas de distintos orígenes, entre las que se encuentran las patrimoniales introducidas durante la colonización española, las cepas criollas sudamericanas, y otras de origen diverso.

Para el investigador de INIA La Platina, Nilo Mejía, el hecho de caracterizar o identificar estas variedades minoritarias del Maule “abre la posibilidad de generar líneas de innovación a partir de cepas antiguas o en desuso”. Agregó que la caracterización incluye preservar el material original y valorizarlo productiva y enológicamente, lo que permitirá ofrecer alternativas a la elaboración de vinos con identidad local.

El proyecto, de cuatro años de extensión, lleva por nombre “Caracterización y valorización de vides y vinos del Maule”, y es financiado por el Gobierno Regional del Maule a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC). La investigadora y enóloga de INIA Cauquenes, y coordinadora del proyecto, Irina Díaz, señaló que las labores se realizan tomando en cuenta la información existente tanto en el contexto local como en el sudamericano, por lo que “si bien el foco es el territorio del Maule, los resultados son comparables con iniciativas similares que se están desarrollando desde el Oasis de Pica-Matilla hasta la Región del Ñuble y con iniciativas desarrolladas en los países vecinos como Argentina, Bolivia y Perú”.

La profesional resaltó que junto con rescatar las cepas minoritarias, “el proyecto busca valorizar las tradiciones y los territorios donde se encuentren estos materiales, fomentando la conservación in situ, en colecciones de germoplasma y en colecciones asociadas a escuelas agrícolas, para que las nuevas generaciones de viticultores puedan aprender de su manejo y valorizarlas”.

Para el proceso de identificación de las variedades, los investigadores indicaron que INIA cuenta con un banco deresguardo del material genético de vides lo que les otorga seguridad en la búsqueda. Tras el primer año de ejecución del proyecto enfatizaron que “aún nos queda mucho trabajo en la identificación de materiales inéditos o criollos, desde la ubicación de estos materiales por medio de colectas, hasta el estudio agronómico y caracterización del potencial enológico”. Destacaron que a todo lo anterior se debe sumar el análisis genético de las especies colectadas y su comparación con vides existentes en los países vecinos y también con el resto del mundo.

Resultados preliminares

Tras la primera temporada, la enóloga de INIA, Irina Díaz, dijo que algunas vides han sido clasificadas como “inéditas o criollas”, es decir, que solo existen en Chile, como resultado de un proceso de adaptación en el tiempo a las condiciones de clima y suelos locales. Añadió que otras plantas han sido caracterizadas como “minoritarias”, que “son aquellas que no tienen superficie de importancia económica y, por ende, no están en el catastro del SAG. Esto nos ha permitido generar una base de datos con materiales identificados genéticamente y caracterizados desde el punto de vista agronómico y enológico”, recalcó.

La colecta de vides se inició en septiembre de 2020, y en ella participaron equipos Prodesal de Indap y viñateros de Villa Alegre, Rauco y Curepto, y de la Cooperativa Loncomilla de San Javier. El trabajo se centralizó en aquellas vides que los mismos productores identificaban como raras o diferentes. “Apoyándonos en conocimientos ampelográficos, identificamos las plantas y tomamos muestras de tejido vegetal, que luego fueron analizados en laboratorios de biología molecular de INIA en Santiago y Villa Alegre” detalló la investigadora, agregando que los resultados fueron contrastados con bases de datos chilenas e internacionales.

La enóloga expresó que entre las variedades minoritarias encontradas destacan Lattuario nero, Blanck prince, Alfhonse Lavalle, Romano, Cereza, y Blanca ovoide. “Esta última cepa se encuentra ampliamente distribuida en la Región del Maule y gracias a esta investigación hoy sabemos que está presente a lo largo del territorio nacional y también en los países vecinos donde se conoce como Huevo de Gallo”. Díaz agregó que también se han identificado materiales existentes en las bases de datos y en catastros vitivinícolas de Sudamérica, como es el caso de las variedades Canela, Moscatel Amarilla, y Torrontés Riojano.

Finalmente, la especialista especificó que “el 12 % de las vides colectadas y estudiadas corresponden a materiales inéditos que no coinciden con las bases de datos internacionales, ni con información de centros de investigación del cono sur”. Respecto de estos últimos, resaltó la amplia diversidad de uvas, diferenciadas unas de otras por el color, características químicas, fenotípicas y hábitos de crecimiento, todo lo cual se traduce en una tipicidad única de los vinos, lo que representa un gran atractivo para el sector vitivinícola regional y nacional.

Segunda temporada de colecta

El proyecto de investigación en el Maule, que se extenderá hasta 2024, está iniciando la segunda temporada de colecta, y en él podrán participar todos los viñateros que estén interesados. Para ello deben contactar al equipo técnico que lidera Irina Díaz, escribiendo a idiaz@inia.cl

Publicado enEl Agro

Invitan a pequeños productores vitivinícolas a participar del Catad’Or Wine Awards 2021

Un convenio para apoyar la participación en el Catad’Or Wine Awards 2021 de hasta 120 etiquetas de vinos y espirituosos de pequeños productores campesinos de todas las zonas agroclimáticas del país suscribieron INDAP y la organización del concurso internacional, cuya vigésimo sexta versión se realizará entre el 2 y el 4 de noviembre en el Hotel Cumbres Lastarria.

El Catad’Or Wine Awards es uno de los concursos internacionales de mayor prestigio en América del Sur y desde 2017, gracias a una alianza con INDAP, cuenta con una categoría reservada para los Vinos Ancestrales. Ese año participaron 32 pequeños productores con 53 etiquetas y consiguieron 9 medallas.

En 2018, 33 pequeños productores presentaron 47 etiquetas y obtuvieron 7 medallas; en 2019 hubo 39 participantes, con 85 etiquetas y 10 medallas, y en 2020 se batieron todos los récords, con 81 vitivinicultores, 151 etiquetas y 34 medallas.

Uno de los hechos más relevantes de la última versión fue la inédita obtención de medallas de Gran Oro (93 puntos o más) por parte de tres productores campesinos: Viña Ramírez, de Coelemu, con Mayor Tesoro Cinsault 2019, también elegido el Mejor Vino Ancestral del año; Viña Alto Piedra, de Quirihue, con Caudillo Benavides Cinsault 2020, y Viña La Manda de Don Clemente, de Palmilla, con La Manda de Don Clemente Carménère 2019.

A través de sus direcciones regionales ubicadas en zonas vitivinícolas, desde Arica y Parinacota por el norte hasta La Araucanía por el sur, INDAP está difundiendo el concurso 2021 e invitando a los productores interesados a inscribirse y a enviar sus muestras, las que en la cita de noviembre serán evaluadas por un panel de expertos internacionales en una cata a ciegas.

Dentro de la estrategia de INDAP de “agregar valor” a la producción de uvas campesinas destaca el trabajo de un creciente número de usuarios que en los últimos años están destinando sus producciones a la vinificación, obteniendo vinos con altos estándares de calidad que cada vez son más valorados y demandados por el mercado.

La institución cuenta actualmente con un total de 3.905 usuarios en el rubro viñas a nivel nacional, los que durante 2020 recibieron, en forma individual o asociativa, incentivos y créditos por un total de $1.858 millones destinados a mejorar sus rendimientos prediales y apoyar centros de vinificación y acopio de uva, iniciativas de enoturismo y procesos de comercialización y promoción de sus vinos.