INIA La Platina archivos - Radio Agricultura
Publicado enEl Agro

Investigaciones INIA contribuyen a la industria del arándano en un período de grandes desafíos globales

Santiago, mayo de 2022.- Altos costos, falta de mano de obra, problemas de logística en los puertos y dificultades para conservar la calidad de la fruta producto de los largos viajes a destino, se han transformado en la nueva realidad de la exportación del arándano, fruta que aumenta su demanda de consumo global anualmente.

Con la presencia de los actores más importantes del sector, incluyendo empresas generadoras de variedades y venta de insumos; exportadores; productores e investigadores, se desarrolló la Jornada Técnica para Socios del Comité de Arándanos de Chile, que entregó un diagnóstico y soluciones para enfrentar los desafíos de la exportación, asegurando la calidad de la fruta. 

La cadena logística y las dificultades que se han presentado en los últimos años, exigen una adaptación a las nuevas condiciones, investigación y desarrollo para implementar tecnologías que ayuden a superar los contratiempos y las exigencias de los consumidores.

“Ya está garantizado que la próxima temporada tendremos similares problemas, lo que nos obliga a asumir nuestras falencias, mejorando la cosecha en el tiempo y frecuencia adecuada, porque donde más podemos hacer como industria es en origen, aquí en Chile. Una vez que la fruta se sube al contenedor, quedamos expuestos a las condiciones externas”. Señaló Bruno Defilippi, Director Regional INIA La Platina.

Definir el índice de cosecha adecuado es uno de los proyectos en los que se encuentra trabajando la Unidad de Postcosecha de La Platina, junto a INIA Carillanca, gracias al apoyo de Corfo y que se enfoca en la identificación de los puntos críticos, desde la cosecha hasta el producto terminado, en temas de deshidratación, firmeza, entre otros.

Un segundo proyecto se concentra desde hace cuatro años en investigar la influencia de las coberturas que se usan para proteger los cultivos de condiciones climáticas, como plásticos y mallas. “Hemos visto que dependiendo del material, entregan protección contra eventos climáticos como exceso de radiación o granizo y lluvias en la temporada, pero algunos de ellos aumentan de manera importante la temperatura del cultivo, lo que puede entregar ventajas en adelanto de producción, pero que exige al mismo tiempo, un desafío logístico al requerir de mano de obra  disponible para aumentar la frecuencia de cosecha y evitar que la fruta se ablande y pierda calidad por sobremadurez”. Enfatiza Edgard Álvarez, investigador de la Unidad de Postcosecha de INIA La Platina.

Esta información permite tomar decisiones acerca del uso de estas protecciones, de acuerdo a la zona geográfica y posibilidades de manejo en el campo. Además, se están estudiando pequeñas disminuciones de las propiedades antioxidantes de la fruta y su relación con el uso de coberturas, que se ha observado inicialmente con este estudio.

Otros aportes a la industria

En INIA La Platina, existen proyectos adicionales que aportan a la innovación de la industria del arándano. Uno, gracias al financiamiento de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), orientado a los envases activos para controlar pudriciones y otros con empresas, que permiten la evaluación de tecnologías como bolsas para almacenamientos y ensayos con atmósfera controlada, para analizar condiciones de envío y esperas de hasta 80 días para llegar a destino. 

La Unidad de Postcosecha impulsa permanentemente líneas de trabajo para mantener la calidad del producto, tal como se obtiene en el campo y enfrentar las demoras de logística que está experimentando el mercado de diversas materias primas.

Publicado enEl Agro

IICA visita INIA La Platina para desarrollar nuevos proyectos y fortalecer lazos de colaboración 

Un recorrido por el Centro Regional INIA La Platina, permitió observar capacidades profesionales y técnicas para la elaboración de nuevas iniciativas en apoyo de la agricultura y las comunidades rurales.

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), visitó el Centro Regional INIA La Platina, para fortalecer la cooperación técnica en investigación, extensión e innovación que existe entre ambas instituciones y estudiar nuevas líneas de trabajo en conjunto, para apoyar la agricultura nacional e internacional. 

Un amplio recorrido por diversos laboratorios, permitió dar a conocer el trabajo que se realiza y su conexión con la realidad de la agricultura y las necesidades globales que permiten trazar la ruta para los próximos años en el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA). “Durante la visita pudimos mostrar los grandes avances realizados por nuestros investigadores e investigadoras en ámbitos de la sanidad vegetal e inocuidad, manejo de postcosecha, suelo y alimentos, entre otros. Sin duda, este trabajo nos fortalecerá, tanto en el área de investigación como en la transferencia de este conocimiento al sector productivo y a nuestro entorno” señaló el Director de INIA La Platina, Bruno Defilippi

Para el Representante de IICA en Chile, Hernán Chiriboga, la innovación local es fundamental y destacó una iniciativa planificada para la comuna donde se ubica el Centro Regional. ”Queremos hacer un aporte a La Pintana con la creación de huertos urbanos con el sistema de riego por vasijas de greda, implementando un huerto en La Platina y un huerto en la comunidad”. 

La Pintana es una comuna urbana de origen rural, donde se observa la existencia de usuarios Prodesal en distintas áreas agrícolas y la mantención de cultivos en predios y hogares del sector. De esta manera las capacidades existentes en el  INIA son clave para el desarrollo del proyecto. “Para la Región Metropolitana y tal vez para otros centros que estén insertos en las zonas urbanas, es importante visualizar de qué manera apuntamos a una agricultura urbana y cómo generamos educación en las comunidades, en relación con el manejo sostenible y sustentable de los recursos y  la alimentación”, señaló al respecto María Teresa Pino, Encargada Nacional de Cooperación Internacional de INIA.

IICA trabaja en el desarrollo agrícola y bienestar rural de 34 países en América Latina, el Caribe, Estados Unidos y Canadá, entregando soluciones de cooperación técnica en bioeconomía y desarrollo productivo, recursos naturales, agricultura familiar, entre otros, generando puentes para el intercambio de conocimientos especializados, para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Cooperación internacional en INIA

Uno de los objetivos para Dirección Nacional de INIA es robustecer la cooperación internacional en materia agropecuaria, para compartir la experiencia obtenida a partir de las investigaciones y conocer nuevas líneas de trabajo, que permitan enfrentar desafíos globales como la crisis hídrica, la sustentabilidad y la alimentación saludable, entre otras. “Estamos trabajando para fortalecer todas las relaciones que tenemos con funciones multilaterales y organizaciones. El IICA se dedica a la agricultura en latinoamérica y el caribe, con un amplio énfasis en la extensión y  para nosotros es un socio estratégico” enfatizó María Teresa Pino.

En este sentido, IICA se mostró muy interesado en avanzar en distintas dimensiones con el Instituto de Investigaciones Agropecuarias. “Sabemos que están desarrollando valiosa investigación en cultivo de arroz con menos necesidad de recurso hídrico, por lo que INIA puede ser un vehículo de las innovaciones, para beneficiar a otros países que no tienen las capacidades técnicas y analíticas que existen en Chile”, concluyó Hernán Chiriboga.

Publicado enEl Agro

Biopreparados: manejo agroecológico para nutrir los cultivos de temporada

El área de extensión del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) La Platina, desarrolla capacitaciones para pequeños agricultores, en la preparación de insumos orgánicos para nutrir los cultivos y el suelo durante el invierno.

Santiago, abril de 2022.- El Grupo de Transferencia Tecnológica (GTT), Agricultura Orgánica de Lampa, fue beneficiario de dos talleres para realizar fertilizantes y compuestos con sustancias naturales.

“Preparamos bokashi y ácido húmico, para que los agricultores tengan insumos para la temporada de invierno que se acerca, contribuyendo de esta manera, al desarrollo de una producción autosustentable. Con talleres prácticos, incentivamos el aprendizaje y la difusión de la experiencia entre productores”, señala Fabiola Sepúlveda, extensionista de INIA La Platina.

Por su parte, Benjamín García, agricultor de la comuna de Lampa, manifiesta que “estos preparados se hacen con elementos fáciles de conseguir y los cursos ayudan a mejorar los conocimientos para aplicarlos en el momento de cultivar los alimentos para el consumo”.

Los biopreparados son productos agroecológicos, obtenidos de restos de origen animal, mineral o vegetal, utilizados para disminuir enfermedades y/o plagas, o para nutrir y mejorar la calidad del suelo. 

De acuerdo al uso o alcance, se clasifican en bioestimulantes, biofertilizantes, biofunguicidas, bioinsecticidas o biorepelentes, existiendo variadas fórmulas para su obtención, las que deben ser  utilizadas de manera apropiada, evaluando la necesidad real de aplicación, ventajas y desventajas. 

Bokashi 

El bokashi, es un abono orgánico que se obtiene de la descomposición de residuos vegetales y animales, donde se emplean ciertos materiales que permiten acelerar el proceso, aportando los nutrientes necesarios para estimular el crecimiento y desarrollo de los cultivos. Su efecto es progresivo y acumulativo, mejorando poco a poco la fertilidad y vida del suelo, otorgando mayor retención de humedad y plantas sanas con mayor producción.

Ácido húmico

Es un fertilizante natural que  se puede preparar utilizando  guano de cabra, elemento muy activo de la materia orgánica en descomposición. 

El ácido húmico es una combinación de moléculas que resultan de dicha materia orgánica, que al ser utilizada en los cultivos de manera concentrada, entrega nutrientes que ayudan al crecimiento y calidad de las plantas.

El área de extensión de INIA La Platina, preocupada de las necesidades permanentes de los GTT de la Región Metropolitana, elabora planes de apoyo y capacitación de acuerdo a los intereses de cada grupo, como una contribución a la agricultura familiar campesina.

Publicado enEl Agro

Chinche pintada: La importancia de una correcta fumigación para el manejo de la plaga

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), capacitará durante 2022 a 150 agricultores de 12 comunas de la RM, en el manejo de Bagrada hilaris, abordando todos los aspectos requeridos para un efectivo control, entre los que destaca el uso correcto de químicos y su aplicación en los predios.

Santiago, abril de 2022.- El conocimiento sobre manejo integrado de plaga, desarrollado por los investigadores de INIA, incluye control biológico, a través de enemigos naturales y hongos entomopatógenos, además de cultivos trampa y aspectos culturales, que se refieren a las prácticas para eliminar residuos de cosechas o restos de cultivo.

Sin embargo, muchas veces no es suficiente con la intervención agroecológica y en este caso se hace necesario incorporar productos químicos para la mitigación de esta nueva plaga, temática abordada por el Programa de Recuperación Productiva de las Áreas Afectadas por la Chinche Pintada en la Región Metropolitana de Santiago, financiado por el Gobierno Regional.

“Lo que nosotros promovemos con este proyecto es que el último paso sea el control químico, pero sabemos que su uso en el campo es una realidad muy común.  Por esta razón tenemos que asegurar una aplicación eficiente y efectiva, y para eso hemos incluido la capacitación por parte de los especialistas del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), que entregan toda la información acerca de las normativas y productos autorizados y además repartiremos pulverizadores livianos y de fácil manipulación a todos los asistentes, junto con un taller de calibración de los equipos”. Señaló José Lagos, extensionista de INIA La Platina y director del proyecto.

En la pequeña agricultura, la aplicación de productos químicos a través de pulverizadores de espalda es habitual, sin embargo, mantenerlos calibrados resulta relevante para lograr una adecuada dosificación de plaguicidas, además de la uniformidad en su incorporación al cultivo y la durabilidad de los dispositivos.

Para Patricio Abarca, extensionista de INIA Rayentué y especialista en manejo de pulverizadores agrícolas, “el curso es una mejora para el desarrollo de metodologías confiables dentro del uso de plaguicidas. Sabemos que son muchos los factores que influyen en la calidad de esta práctica, como por ejemplo las condiciones climáticas, momento oportuno, tipo de plaguicida, entre otros, pero se descuida mucho la calibración. Por lo tanto, claramente después de esta capacitación hay un beneficio para los agricultores y agricultoras”.

Para entregar información a todos los productores y de manera gratuita, el INIA ha desarrollado documentos que incorporan aspectos técnicos y prácticos acerca del manejo de unidades de fumigación para la agricultura familiar campesina, incluyendo dosificación, tipos de pulverizadores y su regulación, entre otros.

Las fichas técnicas relacionadas con este tema, se encuentran disponibles en https://biblioteca.inia.cl/handle/20.500.14001/66685/browse?type=subject&value=equipo-para-control-de-plagas.

Publicado enEl Agro

Polilla de la col en la pequeña agricultura

¿Es posible detener su gran apetito por las hojas sin el uso de plaguicidas?

El Centro Regional INIA La Platina, en colaboración con el equipo técnico del programa Prodesal de Curacaví, implementaron un paquete de manejo integrado para la plaga Plutella xylostella (L), conocida como la Polilla de la col, con excelentes resultados durante esta temporada.

Santiago, marzo de 2022.- El establecimiento de una unidad demostrativa con especies de Brassicas, como repollo, coliflor, brócoli, nabo, rábano, repollito de bruselas y remolacha, permitió el monitoreo intensivo de esta plaga durante todo el período de cultivo. 

“Durante el proceso de estudio, se instalaron trampas de agua, otras pegajosas y también con feromonas, además de aplicación de hongos entomopatógenos y Dipel, un producto orgánico, para detener el avance de las larvas. Todo esto corresponde a un conjunto de herramientas de control integrado, que permite disminuir al máximo el uso de productos químicos, para mitigar el daño de las plagas en los predios productivos”, señala Nancy Vitta, investigadora de INIA La Platina.

El monitoreo semanal de las trampas, demostró que este sistema disminuye considerablemente la población de la Polilla de la col. Los resultados de este trabajo se dieron a conocer en un día de campo, donde los antecedentes se entregaron a un grupo de pequeños productores de la comuna de Curacaví y también, quedaron a disposición del equipo técnico Prodesal, para ser distribuidos en otros sectores de la comuna.

“Desde el punto de vista de la extensión, el día de campo es muy importante, porque se comparten los resultados y experiencias acerca del manejo de la Polilla de la col con los agricultores hortaliceros, quienes tienen como cultivo primario las Brassicas, generando nuevas opciones para sus cultivos”, destaca José Lagos, extensionista de INA La Platina.

Manejo integrado de plagas

Es un conjunto de herramientas que permite hacer un control sustentable, utilizando estrategias biológicas con enemigos naturales, trampas atrayentes  y la utilización de hongos entomopatógenos benéficos para mitigar el impacto de los insectos dañinos en los cultivos.

Los objetivos principales de este manejo se enfocan en minimizar las pérdidas en la producción, mejorando su calidad, disminuyendo el uso de plaguicidas y su impacto negativo sobre la salud de las personas y el entorno, además de  contribuir a una agricultura amigable con el medio ambiente.

Plutella xylostella (L

Es una especie originaria de Europa Occidental, presente en Chile desde la Región de Arica y Parinacota hasta Magallanes. Afecta principalmente especies de Brassicas, provocando orificios en las hojas de las plantas, producto del ingreso y la alimentación de las larvas en el tejido interno. Estos daños aumentan durante el desarrollo del cultivo, provocando pérdidas productivas y económicas, que afectan principalmente a los pequeños agricultores y agricultoras.

Preocupados por este problema, los investigadores del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), trabajan permanentemente para entregar mejores soluciones para la agricultura, que requiere de herramientas integradas que permitan la producción de alimentos sanos e inocuos para la población.

Publicado enEl Agro

Continúa alerta por presencia de mosca de alas manchadas en la Región Metropolitana

Durante el 2021, se reconoció la presencia de Drosophila suzukii como plaga presente en la Región Metropolitana, identificando especímenes en la comuna de San Pedro, provincia de Melipilla.

Esta situación de alta preocupación por las implicancias productivas para berries, y carozos, requiere un reconocimiento de la plaga, ya que más temprano que tarde el insecto ocupará toda la zona de producción de frutales en RM.

Capacitación

Con el fin de entregar herramientas e información, se ha comenzado con la capacitación a pequeños y medianos agricultores para que entreguen alertas tempranas y denuncien al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la presencia de la plaga en sus predios, con el fin de conocer su distribución territorial para que los productores puedan aplicar estrategias preventivas de control.

A través de un seminario, se dio a conocer, la morfología del insecto y las prácticas culturales de manejo.

“La hembra deposita los huevos dentro de la fruta para su desarrollo y una vez que esto pasa es casi imposible controlarla, entonces lo ideal es poner trampas antes de la temporada y si es posible, hacer intervención química en una etapa temprana”, señaló Nancy Vitta, especialista investigadora de INIA La Platina.

Plaga cuarentenaria

Drosophila suzukii es un insecto que pertenece a la familia de moscas denominada Drosophilidae, conocida como moscas del vinagre. Se detectó por primera vez en el sur de Chile en el año 2017 y actualmente se encuentra presente en la Región Metropolitana, O’Higgins, Maule, Ñuble, Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos.

Puede presentar mermas significativas en la producción de arándanos, frambuesas, frutillas, duraznos, cerezas y damascos entre otras, afectando la calidad de la fruta por el daño y presencia de larvas en su interior, además de restricciones y rechazos en los países importadores, por ser una plaga cuarentenaria.

El estatus de plaga presente significa que cada agricultor es responsable de su manejo y control, no solo de denunciar su existencia.

Entre las medidas que se pueden implementar están el manejo de la poda, uso de cultivos trampas, evitar anegamientos, determinar el mejor sistema de riego, entre otras, de acuerdo a lo indicado por Nanacy Vitta.

Esta información está disponibles de manera permanente en las páginas INIA y SAG y puede ser descargada en los siguientes enlaces:

https://biblioteca.inia.cl/discover?query=devotto

https://www.sag.gob.cl/sites/default/files/ficha_drosophila_n8.pdf

Las capacitaciones continuarán en otras localidades de la Región Metropolitana, permitiendo la difusión del conocimiento para que los agricultores puedan proteger su producción de esta plaga que ha llegado para quedarse.