Javier Torres/Aton Chile.
Comparte

Comer cabritas mientas se ve una película o se asiste a un recital, puede no ser tan seguro para los dientes. El aumento de casos de personas que perdieron parte de una pieza dental debido a que masticaron una cabrita mal elaborada, es parte de importante de las emergencias odontológicas que a diario llegan a las consultas.

Desde el problema estético de perder una parte visible de un diente, hasta problemas de alta sensibilidad frente los cambios de temperatura, pasando por la imposibilidad de masticar, son algunos de los inconveniente que enfrentan quienes consumen descuidadamente las populares cabritas y otros tipos de snack similares.

Según indicó el Dr. Francisco Pino “una mala mordida o el sorpresivo impacto de la pieza dental con un elemento duro al interior de una cabrita u otros snack, son los causantes de este tipo de inconvenientes en la salud bucal de las personas de toda edad”.

Lo anterior, muchas veces se ve agravado por la demora de las personas en asistir al dentista. Esta postergación, puede hacer más complejo el problema, el que puede llegar a significar la perdida completa de la pieza dental, infección y tratamientos más costosos, según indicó el Dr. Pino.

“En virtud de lo anterior haremos llegar a la Seremi de salud una solicitud para que se fiscalice la producción y venta de este tipo de productos de tal forma de prevenir accidentes", concluyó el Dr. Francisco Pino

Últimas Noticias