160706 Matches Domare Jonas Eriksson Före Fotbollsmatchen Mellan Portugal Och Wales Under Fotbolls
Imago
Comparte

Jonas Eriksson, ex árbitro sueco, encendió la polémica y a través de las redes sociales denunció "corrupción" por parte de la UEFA en la elección de los jueces para las fases finales de la Eurocopa 2020.

Mediante una carta, el escandinavo recordó la vez donde el organismo rector lo dejó fuera de la definición entre Francia y Portugal en Paris.

"Hace cinco años que arbitré la última semifinales de la Eurocopa entre Portugal y Gales. Aunque estaba feliz y orgulloso cuando empezó el partido, hubo una profunda decepción para mí y mis compañeros. ¿Por qué no se nos permitió pitar la final? La gente suele preguntar cómo seleccionan para los partidos decisivos, si es por logros, cómo se clasifica a los árbitros, si es para el que menos errores comete o quién es el encargado de hacer la evaluación…", comienza el escrito, donde utiliza términos como "sucio", "político", "falso", "oscuro" o "corrupto".

"La verdad es que un tema oscuro. Un mundo sucio, político y falso donde la amistad, la corrupción, la lealtad y la nacionalidad juegan un gran papel. Ese fútbol que habla de un juego limpio y de respeto, donde el reglamento es el mismo para todos, donde los cuatro mejores equipos, los que han ganado más partidos, juegan las semifinales en Londres. Pero cuando se trata de arbitraje, todo pasa en salas cerradas, con agendas políticas y con todo menos lo mejor del fútbol en mente. Aquellos que son seleccionados y el que sea elegido para la final, NO son directamente los tres mejores árbitros del torneo. No siempre son aquellos que lo han hecho mejor, han recibido la calificación más alta o quienes han llegado a la cima los que se ganan la confianza", complementa la misiva que puedes leer a continuación.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jonas Eriksson (@jonaseriksson01)

Últimas Noticias