Comparte

El Real Madrid está de fiesta. El elenco merengue goleó por 4-0 al RCD Espanyol y conquistó su liga número 35.

La escuadra madrileña que necesitaba empatar para asegurar el título, salió con todo en busca del triunfo que le diera tranquilidad. Así encontró la apertura de la cuenta en el minuto 33′ gracias a Rodrygo. Diez minutos más tarde fue el propio brasileño quien estiró las cifras y marcó el 2-0 parcial (43′).

Ya en el complemento, Marco Asensio comenzó a sentenciar el encuentro al marcar el tercero a los 55′. Y cuando el partido terminaba, Karim Benzema fue el encargado de lapidar el partido con un zurdazo imparable para el portero.

Con este triunfo, el Real Madrid sumó 81 puntos y le sacó diecisiete de diferencia a su más cercano perseguidor, Sevilla, con cuatro partidos por disputar.

Los merengues bajaron su estrella 35 y continúan con su supremacía en el fútbol español, donde son los más laureados.