No cabe duda que cualquier objetó que siquiera haya tocado Diego Maradona tiene un valor especial, pero cuando lo es una camiseta que usó y que además anotó dos de los goles más recordamos en su carrera, es imposible entregarle un valor.

Sin embargo, la casa de subastas Sotheby’s se lo dio al rematar la recordada camiseta que usó el astro argentino en los cuartos de final de la Copa del Mundo de 1986 ante Inglaterra por una cifra cercana a los 9 millones de dólares.

Una cifra desorbitante que superó el récord de apuestas de la casa de apuestas, el cual ostentaba el manifiesto olímpico de 1892, que se subastó por 8,8 millones de dólares (8,34 millones de euros).

La camiseta estaba en manos de Steve Hodge, a quien se la cedió Maradona al termino del compromiso. Pero Hodge, luego de ceder la camiseta para ser exhibida en el Museo Nacional del Fútbol en Manchester, decidió que era el momento de subastarla.

Por el momento no se conoce al comprador, aunque los rumores indican que es una persona de Medio Oriente, quien habría comprado la camiseta para exponerla en Argentina.