Los problemas en Universidad de Chile parecen ir en aumento. Los malos resultados que tienen a los azules comprometidos en la parte baja terminaron por sacar a Santiago Escobar y Luis Roggiero de la dirección y gerencia técnica, respectivamente.

Pero no son los únicos que podrían dejar el club: el portero Hernán Galíndez evalúa terminar de forma anticipada su vínculo con el elenco universitario tras recibir amenazas de muerte contra él y su familia.

Así lo reveló su representante Rodrigo Abadie en diálogo con El Mercurio. “Está contento en la U, porque está en el club más grande de Chile y la hinchada es impresionante, pero todo esto de las amenazas le ha generado mucha incomodidad. Y sí, Hernán está evaluando una salida, por las amenazas en contra de su familia, por la seguridad de su mujer y sus hijos”, contó el agente.

“Efectivamente estamos evaluando este escenario por un motivo de fuerza mayor, y no porque el jugador quiera marcharse. Reitero: él está contento, pero las amenazas no son menores. Son cosas para tomarlas en serio, porque uno no sabe qué puede pasar. Y por eso mismo es que estamos evaluando la salida”, cerró Abadie.

En conversación con el mismo medio, un futbolista del plantel aseguró que “no tengo redes sociales, pero me entero del tenor de las críticas o amenazas que hacen algunos. Uno puede sobrellevar esto como jugador, pero es más complicado cuando amenazan a tu familia, con datos o fotos de tu entorno familiar”

Por último, El Mercurio detalla que desde la concesionaria esperan evitar la salida anticipada del portero entendiendo que “es uno de los pocos refuerzos que ha justificado su contratación”.