Comparte

Lamentablemente han vuelto -o se han hecho más constantes- los hechos de violencia en el fútbol. Pero no solo en la categoría profesional, sino que también en la Sub 17. Específicamente, en la región de Catania, donde, tras el pitazo final, las plantillas de ambos equipos se enfrentaron en una insólita pelea. Una situación que vuelve a manchar al fútbol desde sus divisiones menores.