Comparte

El Estadio 974 será el primer estadio que verán quienes asistan al Mundial de Qatar 2022. El recinto tiene varias peculiaridades, entre ellas, sus materiales, los que lo convierten en desmontable y ‘navegable’.

Con una figura imponente, el 974 será el reducto más visto, ya que se ve desde prácticamente cualquier punto de la bahía donde se encuentra la ciudad y donde se encuentran la mayoría de los hoteles. Además, es el más cercano al aeropuerto de Doha, punto obligado para entrar o salir del país.

Sin embargo, este estadio podría volver a verse en cualquier otro lugar del mundo una vez que termine el Mundial 2022. Esto, porque gracias a sus materiales, el recinto puede desmontarse, transportarse y ser nuevamente instalado donde se requiera.

Y en caso de no querer instalarlo nuevamente, los 974 contenedores que dan vida al estadio, podrán cumplir nuevamente sus labores habituales de transporte de mercancías, ya que seguirán cumpliendo con sus certificados de navegabilidad.

Si bien aún falta completar algunas obras menores en los accesos y en la zona de estacionamientos, está prácticamente todo listo para que este estadio reciba a los 40.000 espectadores que tiene como capacidad. El primer encuentro que albergará será el Polonia-México, programado para el 22 de noviembre.

El particular estadio surgió de la idea de tener un recinto “temporal, cuya naturaleza permita que sea trasladado a otro lugar después de su uso como sede para un megaevento como la Copa del Mundo».

Mohamed Al Atwaan, gerente del 974, conversó con EFE y detalló que “con la idea de un estadio temporal, llegó la de usar contenedores de barco, que son fáciles de transportar, de mover a cualquier lugar. Así, los dos principales componentes de este estadio son los contenedores, 974, que están certificados, y que comparten las funciones operativas, además de 30.000 toneladas de acero que cargan el peso de todo hasta el techo».

El 974 cumple con todos los requisitos de la FIFA para ser un estadio de primer nivel: camarines, palcos, zona de comida, puestos de primeros auxilios, áreas de prensa y zona VIP son algunas de las cosas que se encontrarán al interior del recinto.

Aunque vez que termine la Copa del Mundo aún no está claro qué pasará con el estadio. “Tenemos la flexibilidad de volver a construir un estadio con la misma capacidad de 40.000 espectadores o construir estadios más pequeños con 20.000 ó 10.000 espectadores. O volver a dedicar los contenedores para unirlos y hacer un espacio de oficinas, o ensamblar nuevamente los baños en otro espacio provisional…O volver a usarlos como transporte”, señaló Al Atwaan.

Últimas Noticias