Comparte

No hay duda de que el Mundial de Chile 1962 es uno de los hitos más importantes del país. De hecho, ahí La Roja consiguió un histórico tercer lugar. No obstante, esta percepción no se tiene en todo el mundo.

Y es que en Suiza, el diario Neue Zürcher Zeitung, medio de comunicación fundado en 1780, publicó un reportaje dedicado al Mundial del ’62, con el título: “Ataques y anarquía: hace 60 años se disputó en Chile el Mundial más duro e injusto de la historia”.

“La Copa del Mundo de 1962, dos años después de un devastador terremoto, fue una hazaña casi imposible y al mismo tiempo el torneo de fútbol más feo jamás disputado, glorificado por el mago brasileño Garrincha, que debería haber sido suspendido en la final”, escribieron en la bajada del texto dedicada al Mundial que obtuvo Brasil sin la presencia de Pelé en la final.

En un principio, la nota puntualizó en el duelo en el que La Roja se impuso ante Italia, donde indicaron que “para Chile, la victoria sobre Italia en la patrióticamente adornada ‘Batalla de Santiago’ significó un puente hacia una frágil normalidad luego de que dos años antes, el 22 de mayo de 1960, la tierra había temblado con una violencia sin precedentes (9,5 en la escala de Richter)”.

Asimismo, añadieron que “el comentarista de la BBC, David Coleman, pronunció el veredicto más duro cuando anunció que se grabaría el partido: ‘Lo que están a punto de ver es la representación más estúpida, espantosa, repugnante y degradante del fútbol en la historia del fútbol’”.

Por otro lado, apuntaron a las crónicas de periodistas italianos en la previa del campeonato internacional.

“Sólo dos periodistas del nuevo auge económico en Italia, Corrado Pizzinelli de La Nazione y Antonio Ghirelli de Corriere della Sera, contrapusieron la imagen de la resurrección chilena con su perspectiva despojada. La idea de celebrar aquí un Mundial era ‘pura locura’, según el Corriere. ‘La metrópoli de Santiago es un pantano asqueroso, los teléfonos no funcionan, un telegrama cuesta una pierna y un brazo, los taxis son tan raros como maridos fieles’”, se lee en el relato construido por le medio suizo.

La lenta arremetida de la TV

En otro tema, el periódico apuntó a la lentitud con las que recibieron las imágenes en Europa del Mundial.

“Las imágenes en blanco y negro de Chile aparecieron en las pantallas de televisión europeas con un día de retraso; Las transmisiones directas en medio mundo aún no eran técnicamente posibles. Lo que sucedió en aquella Copa del Mundo, que se llevó a cabo del 30 de mayo al 17 de junio de 1962, sigue siendo una vaga tradición”, acusaron.

Contra el "tramposo" Brasil

Pero no solo hubo críticas contra la organización y la televisación, sino que también hubo cuestionamientos contra el campeón Brasil.

“En 1962, la carrera del joven genio Pelé parecía haberse quemado y terminado. Y, sin embargo, Brasil ganó el campeonato mundial de fútbol con el fabuloso héroe popular de piernas arqueadas Garrincha (’Pajarito’)”, se lee en el escrito.

De hecho, se acusó a la verdeamarella de tramposa: “Garrincha había sido suspendido para la final. Pero el presidente de la asociación brasileña, João Havelange, quien más tarde se convirtió en jefe de la FIFA, hizo su parte. Havelange era hijo de un traficante de armas, abogado y originalmente jugador de waterpolo antes de revolucionar la asociación mundial de fútbol, y fue condenado por corrupción en años”, aseguró el medio en lengua germana.

Últimas Noticias