Comparte

El presidente de Blanco y Negro, Alfredo Stöhwing, se refirió a la reprogramación del clásico entre Colo-Colo y Universidad Católica, y criticó el actuar de las autoridades.

"Ayer un grupo de personas irresponsables se subió a una estructura publicitaria provocando un accidente y lamentamos que haya habido heridos. Inmediatamente nos pusimos a trabajar en cómo asegurar el desarrollo del partido", comenzó diciendo el mandamás albo.

"Contratamos diversos especialistas y consideramos un presupuesto amplio. Nos aseguraron que los trabajos podían ser entregados hoy y así se lo hicimos saber a las autoridades para que tuvieran todos los antecedentes", agregó.

Stöhwing, además, denunció que las autoridades no quisieron supervisar las obras para aprobar el encuentro. "Las autoridades prohibieron la realización del partido y estamos muy decepcionados, pues hicimos todos los esfuerzos. No entiendo a las autoridades. Les ofrecimos que vinieran presencialmente a constatar los trabajos", indicó.

"Le transmitimos a las autoridades que podían venir a inspeccionar que estuviera todo en orden pero no hubo interés ni reacción ante el ofrecimiento", insistió.

"No noté en estos días mayor interés por solucionar los problemas y tener una actitud proactiva en relación con los esfuerzos que nosotros estábamos haciendo. De repente nos enteramos que el partido estaba prohibido sin hablarlo", añadió.

"No hicimos ninguna propuesta porque luchamos hasta el último minuto por jugar el partido. Consideramos que no había razones para que no se jugara. Ahora mostramos flexibilidad para jugar el martes pero altera la organización", continuó.

"No entiendo esta persecución contra el fútbol y contra Colo-Colo, particularmente. Quiero transmitir que hemos hecho todo lo posible para jugar el partido de mañana. Entiendo la frustración de los hinchas", sentenció.

Últimas Noticias