Comparte

La Federación de Fútbol de Chile decidió que el duelo suspendido entre Universidad de Chile y Unión Española por las semifinales ida de la Copa Chile fuera reprogramado. Esta determinación molestó al cuadro hispano, quienes pedían los puntos apelando al artículo 23 de las bases de la competencia.

Uno de los que mostró su disconformidad fue el gerente general de la Unión, Cristián Rodríguez, quien en diálogo con DirecTV expresó: "Lo que más nos molesta es lo que ocurrió hoy (lunes). Le pedimos directamente a Pablo Milad que nos invitara a la reunión, porque necesitábamos argumentar nuestra posición. Eso no ocurrió y es una lástima".

En ese sentido, comentó que la presencia del club hispano en la reunión servía para otorgarle transparencia al proceso resolutivo.

"A pesar de que se nos había informado que seríamos invitados, al final nos enteramos por un comunicado de prensa que, en la práctica, no llena nuestras expectativas", añadió.

Además, añadió que "con Universidad de Chile tenemos una relación muy buena. Por lo pronto, muchos de sus partidos son en el Santa Laura y con esto pareciera ser que nosotros tuviéramos una disputa con ellos".

Últimas Noticias