Comparte

El panorama para Dani Alves se cada día más complicado, luego de la acusación que hay en su contra por agresión sexual. Es que la jueza del caso busca tener los mayores antecedentes posibles y una de las testigos acusó al futbolista de propasarse con ella antes del episodio en el baño de la discoteca.

Se trata de una amiga de la victima, quien estuvo presente en la fiesta junto a la prima de la denunciante. En su declaración como testigo, la chica confirmó que el futbolista la manoseó con violencia y que le puso la mano en sus partes íntimas hasta que ella logró zafarse y alejarse, según La Vanguardia.

Estas palabras concuerdan con las que entregó la joven de 23 años supuestamente violada: "Me di cuenta de cómo tocaba a mis amigas y de lo pegado que estaba a ellas", fueron sus palabras en la declaración a la que ha tenido acceso el citado medio.

Con motivo de la investigación, la jueza ya ha recibido el testimonio del portero que se dio cuenta del ataque de ansiedad de la joven y se la llevó a una oficina. También, el responsable de la sala, que no dudó en telefonear a los Mossos d’Esquadra y el camarero del reservado que convenció a las tres amigas para ir a la mesa de Alves y su amigo Bruno, su chef.

Últimas Noticias