Captura de pantalla
Comparte

Una situación insólita se vivió este martes en el Allianz Arena tras la clasificación de España a la final de la Eurocopa a manos de Francia.

Y es que en medio de las celebraciones, el delantero Álvaro Morata fue golpeado accidentalmente por un guardia de seguridad, quedando visiblemente afectado.

El hecho se produjo cuando un hincha saltó a la cancha para fotografiarse con los jugadores, lo que provocó que los guardias intervinieran para detenerlo.

Sin embargo, uno de ellos resbaló y golpeó al capitán de España en su pierna derecha. Tras el golpe, Morata se tomó su rodilla y se vio cojeando hacia sus compañeros.

Últimas Noticias