Erling Haaland encendió las alarmas en el Borussia Dortmund y en todos los equipos que están interesados en contar con el noruego, que no son pocos. Esto porque el atacante fue sustituido en el entretiempo de la victoria del Dortmund ante el Hoffenheim por 2 a 3. 

El noruego comenzó el partido como un día más en la oficina, ya que solo le bastaron seis minutos para abrir el marcador y lograr su gol número 16 en la Bundesliga y el 80, en 79 partidos, con el Borussia. Sin embargo, diez minutos más tarde generó la preocupación en la banca de Marco Rose. Esto porque, luego de intentar un cabezazo, el atacante cayó sobre su rodilla derecha, se quedó un rato en el piso y luego salió con ayuda de los médicos. 

Sin embargo, esa jugada no pasó más allá del susto y continuó jugando hasta el descanso. Pero Haaland no pudo continuar en la segunda parte, debido a otro problema, ahora en su ingle. Lo que enciende las alarmas en Alemania y en todo el mundo, ya que el futbolista es uno de los jugadores más apetecidos por el mercado. Por ahora, se espera alguna información oficial del club con respecto a su estado.