Comparte

A finales de enero el futbolista uruguayo, Nicolás Schiappacasse, dio la vuelta al mundo. El ex jugador del Atlético de Madrid y Peñarol, hoy perteneciente al Sassuolo, fue detenido por portar un arma de fuego cuando se dirigía al clásico charrúa entre Peñarol y Nacional.

En aquel entonces se excusó diciendo que el arma «era una entrega para la hinchada, para ingresar al estadio, pero no sabía a quién debía dársela». Esto, obviamente no fue defensa suficiente y fue llevado a la fiscalía y posteriormente puesto en prisión preventiva.

Desde entonces, la única persona que ha estado en contacto con el jugador es su abogada Karen Pintos, quien contó parte del drama que está viviendo Schiappacasse al interior de la cárcel. «Estuvo una semana en el centro de ingresos y ahí sólo pueden verle los abogados. No puede recibir visitas de familiares ni de amigos. Después le trasladaron a la cárcel de Florida y está cumpliendo la preventiva de 90 días (hasta el 26 de abril)… y ha dado positivo por coronavirus», contó en el programa 100% Deporte de Sport 890.

«Nicolás está muy deprimido, está muy mal. Está sumamente deprimido. Cuando salga del protocolo COVID y podamos verlo vamos a pedir asistencia médica por este tema», complementó.

Luego de cumplir con la prisión preventiva de 90 días, el futbolista deberá enfrentar el juicio o llegar a un acuerdo con la fiscalía. Aunque su abogada adelantó que “no podemos afirmar cuál es el camino a seguir… si el juicio o el acuerdo”.

Últimas Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *