Comparte

La caída ante Macedonia del Norte, que dejó a Italia nuevamente sin Mundial, no fue bien recibida por los jugadores, quienes dejaron el vestuario del estadio Renzo Barbera de Palermo en deplorables condiciones.

Un video grabado por un trabajador del recinto horas más tarde del partido, da muestra de cómo quedó el camarín: papeles, botellas e incluso trozos de pastel en el suelo. Además, de una colilla, cenizas y charcos de agua.

La acción de los futbolistas italianos causó el repudio en el país europeo. La Corriere della Serra definió como “una mala imagen, podríamos haber prescindido de ella felizmente. El partido en sí fue suficiente. Ni el gol de Trajkovski ni una derrota pueden usarse como justificación".

Últimas Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *