Colo-Colo se impuso en Concepción. Los albos vencieron en un accidentado partido a la Universidad Católica, por 2 a o, y se coronaron supercampeones del fútbol chileno, consiguiendo así su tercer título del certamen. 

Accidentado partido

El Estadio Ester Roa albergó este extraño partido, el cual se jugó en medio de la pretemporada de los equipos y a una semana del partido de la Roja ante Argentina. Sin embargo, los clubes mostraron un gran desempeño en la primera parte, donde el dominio fue intermitente. Aunque los dirigidos por Gustavo Quinteros lograron imponerse desde el minuto 20 en adelante. Dominio que se vio interrumpido a los 35′ por graves incidentes en una de las tribunas del estadio, donde barristas de la UC y Colo-Colo tuvieron violentos enfrentamientos con golpes, lanzamientos de objetos contundentes y fuegos artificiales.

Debido a esto, parecía que el partido se iba a suspender de forma definitiva, porque los enfrentamientos iban en escalada. De hecho, ambos equipos tuvieron que retirarse del campo. Sin embargo, luego de unos largos minutos, el partido continuó. Los últimos 11 minutos estuvieron fuera de contexto, ya que ambos esquivos parecían jugando el segundo tiempo conmocionados por lo sucedido. Tanto así, que no hubo mayores opciones de gol y los equipos volvieron a camarines empatados. 

Ya en el complemento, los albos fueron los que volvieron renovados, sosteniendo mucho más la pelota y jugando mucho más cerca de la portería de Sebastián Pérez. A los nueve minutos de recién comenzada la segunda parte, Gabriel Costa abrió el marcador, pero una posición de adelanto en la génesis de la jugada anuló la apertura de la cuenta. 

Gil y Villanueva los héroes

No obstante, el cacique siguió buscando la apertura del marcador, sin tanta claridad, pero sí, superando a una UC que le pasó la cuenta el poco fútbol que han tenido en la pretemporada. Y esto se notó incluso en el portero cruzado, quien en una salida desde el fondo cometió un grosero error y le regaló la pelota a Leonardo Gil (62′), quien controló y definió rasante para inflar las redes en Concepción. 

Tras el gol de Colo-Colo, el partido se ensució. Impresiones en el mediocampo y pelotazos de lado a lado, no permitieron ver un gran juego. Hasta el final, ya que tras una espectacular recuperación de Gabriel Suazo, Carlo Villanueva (91′) logró definir rasante a una de las ratoneras de Pérez para colocar el segundo gol definitivo de los albos y el título de supercampeones. 

El segundo título de Gustavo Quinteros en Colo-Colo y la tercera Supercopa de los albos que terminaron con una amplia racha de la UC.