Gettyimages 73752864
Getty images
Comparte

Ya ha pasado más de un año del accidente fatal de Kobe Bryant y su hija Gianna. Las indagatorias sobre los motivos del accidente aún continúan, pero, además, hay otra investigación en curso. Esta se da tras la denuncia de Venessa Bryant, esposa de Kobe y madre de Gianna, contra el sheriff de Los Ángeles por la difusión de imágenes del accidente. En ese contexto, este domingo Vanessa declaró ante las autoridades como testigo de la denuncia. 

El relato que entregó la esposa del basquetbolista fue estremecedor. Y es que Vanessa narró todo el día en que sucedió el accidente. Así lo develó el medio The New York Times, donde cuentan que en la instancia, la mujer contó que a eso de las 11 de la mañana de ese 26 de enero, llamó a la puerta el asistente de la familia para comentarle de que helicóptero en el que viajaban sus familiares había tenido un accidente y las noticias preliminares comentaban que habían cinco sobrevivientes, entres los que Vanessa Bryant creyó que se encontraban su esposo y su hija de 13 años. 

Sin embargo, al utilizar el teléfono para intentar comunicarse con Kobe, este no respondía. Además, las notificaciones invadían su celular con la noticia de que el basquetbolista y su hija habían muerto, habría relatado Vanessa ante los abogados, según el Times.

Asimismo, la Vanessa Bryant narró que ante la incertidumbre de ese momento, decidió emprender vuelo hacia el lugar en helicóptero, pero le negaron la posibilidad ante las adversas condiciones climáticas. Por lo tanto, la desesperación fue escalando aún más de nivel hasta que llegó Rob Pelinka, gerente de Los Angeles Laker y agente de Kobe durante su carrera en la NBA, quien la llevó en un viaje en auto de 1 hora y 45 minutos hasta las cercanías del lugar.

Una vez en la oficina del sheriff en Malibú, "nadie quería responder a las preguntas" sobre Kobe y Gianna. Hasta que de un momento a otro apareció el alguacil del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, que llegó con un publicista. Vanessa exigió privacidad y se quedó sola con el alguacil. Fue ahí cuando Villanueva le confirmó la muerte de su hija y su marido y le preguntó si podía hacer algo por ella, a lo que respondió Vanessa que "si no puedes traer a mi esposo y mi bebé de regreso, por favor, asegúrate de que nadie les tome fotografías. Asegure el área”, narró la esposa en el interrogatorio. Villanueva le respondió que lo haría, pero ella insistió. “No, necesito que hable por teléfono ahora mismo y que se cerciore de asegurar el área”. Según el relato, ella afirma que el alguacil le confirmó que lo había hecho.

Finalmente, ante la pregunta del abogado Louis Miller de si quiere alguna compensación económica, Bryant dijo que solo espera que los responsables de la difusión de las fotografías rindan cuentas. "El impacto del accidente del helicóptero fue tan dañino, que simplemente no entiendo cómo alguien puede no tener respeto por la vida y la compasión y, en cambio, optar por aprovechar esa oportunidad para fotografiar a personas sin vida e indefensas para su propia diversión enfermiza”, agregó.

En el intento de la mujer para evitar que se difundieran detalles innecesarios, Bryant comentó que encontró ropa de su esposo e hija del accidente. "Sufrieron mucho", señaló. Además, agregó que “Si su ropa representa el estado de sus cuerpos, no puedo imaginar cómo alguien puede ser tan insensible y desconsiderado con ellos y con sus amigos y simplemente compartir las imágenes como si fueran animales en la calle”.

 

Últimas Noticias