Hasta el pasado miércoles, 19 de enero, el sistema registraba solicitudes exitosas de 2.936.498 personas que buscaban optar al bono fiscal de hasta $ 200.000. De ellas, el 94% o 2.760.507 ya cuentan con el beneficio. Cada una recibió en promedio $ 187.765, mientras que los recursos fiscales destinados a estos pagos alcanza los US$ 631,3 millones, según datos entregados por la Superintendencia de Pensiones.

En tanto, según lo reportado por las administradoras de fondos de pensiones (AFP) el total de solicitudes para acceder a este bono es de 3.052.913, incluyendo las rechazadas.

La Superintendencia de Pensiones recuerda que los recursos para pagar estos bonos son traspasados desde la Tesorería General de la República (TGR) a las administradoras y depositados en cuentas corrientes bancarias para evitar fluctuaciones en el valor de los montos y asegurar que se respete el valor íntegro del bono a quienes corresponda.

Lo que dice la Ley Nº 21.339

Esta ley contempla la entrega del bono de hasta $ 200.000 según dos criterios:

  • Podrán acceder a $ 200.000 quienes debido a los retiros quedaron con saldo cero en sus cuentas obligatorias en algún momento entre el 30 de julio de 2020 y el 31 de marzo de 2021, y que además tengan un saldo inferior a $ 200.000 al 31 de marzo.
  • Podrán acceder a un bono que les permita completar $ 200.000 quienes al 1 de enero de 2021 se encuentren afiliados al sistema y, además, en sus cuentas de ahorro obligatorio registren al 31 de marzo de 2021 un saldo positivo, pero inferior a $ 200.000. En este caso, el beneficio se entregará haya o no retirado fondos.