Comparte

La Bancada de Diputados DC envió un oficio a la Fiscalía Nacional Económica (FNE) para solicitar que inicie una investigación sobre el funcionamiento del mercado de la harina tras recibir diversas denuncias de agricultores y comerciantes de situaciones que podrían significar una eventual distorsión en la comercialización de ese producto.

Este hecho podría estar incidiendo en las constantes alzas que ha tenido y que impacta, entre otros, en el precio del pan. Es por ello que la solicitud a la FNE fue encabezada por los parlamentarios Héctor Barría y Felipe Camaño.

Barría señaló que «hemos pedido a la Fiscalía Nacional Económica que investigue eventuales situaciones que estarían alterando el precio de uno de los productos más consumidos por las familias chilenas, que es el pan«.

Asimismo, señaló que «muchos productos han subido de precio en los últimos meses, en un 10 %, en un 15 %, pero el pan ha aumentado su valor en un 30% y más, lo cual afecta de manera muy directa a las familias chilenas, especialmente a las de menores recursos, que son grandes consumidores de este alimento».

El democratacristiano detalló que han recibido muchos reclamos por parte de los panaderos, minimarket y de las familias debido al incremento del valor de la harina, «esperamos que la FNE pueda investigar este tipo de situaciones y no se siga perjudicando a las familias que la están pasando tan mal en este tiempo de pandemia».

Por su parte, el diputado Felipe Camaño dijo que «en mi mano tengo un pan marraqueta, un producto que es consumido por todos los chilenos, somos el número uno en Sudamérica en consumir pan y hoy día hay un abuso en el precio elevado que está sufriendo este producto».

«Vengo de una región agroalimentaria, la región del Ñuble, soy de la comuna de Yungay, productora de trigo y a nuestros agricultores se les está matando porque los molinos son los que controlan el bajo valor al cual se les compra el trigo que producen, el cual procesan y luego lo venden como harina, a altos precios a las panaderías y a la gente y por eso queremos que se investigue una supuesta colusión de ellos», sostuvo.

El oficio a la FNE señala que «considerando la relevancia del consumo de pan en el país, siendo un producto esencial de la canasta básica familiar, es que se solicita a Ud. iniciar una investigación en virtud de la continua alza que se ha registrado en estos últimos 6 meses en el precio del pan, recabando los antecedentes que permitan determinar o no la existencia de conductas anticompetitivas sancionables o si se trata de consecuencias propias de la fuerza del mercado».

«Considerando, inclusive, a las empresas molineras, de acuerdo las facultades legales que se han conferido a la Fiscalía Nacional Económica de velar por la libre competencia en el mercado de compra y venta dentro de la industria triguera y panadera nacional y sus mercados conexos», indica el escrito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *