La presidenta del Banco Central, Rosanna Costa, se refirió a las consecuencias que se generarían si se aprobara un nuevo retiro de fondos de pensiones.

Durante su intervención en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, sostuvo que «un nuevo retiro podría desencadenar efectos financieros de magnitudes importantes, cuyas consecuencias son difíciles de cuantificar».

«La efectividad de las políticas de contención es decreciente en la medida que se aplican sobre condiciones estresadas y en un contexto macroeconómico complejo», complementó.

En este sentido, señaló que de aprobarse un nuevo retiro de ahorros, «la inflación se situaría en torno al 15% a mitad de 2022», además de que «veríamos un incremento en las tasas de largo plazo y en el tipo de cambio, encareciendo el financiamiento, mermando las capacidades de crecimiento de largo plazo, tras un efecto acumulativo en el mercado de capitales».

Costa enfatizó que «la inflación ya está cerca del 10%. El tipo de cambio está cerca de 200 pesos por encima de lo que sugieren fundamentos tradicionales» y actualmente » se asume que el Tipo de Cambio Nominal aumentará 17% que es consistente con el tercer y cuarto retiro», llegando a $935 pesos, sostuvo.

Finalmente, declaró que «es evidente que los efectos de retiros sucesivos no se acumulan linealmente, sino que pueden tener un carácter exponencial. Así como los efectos del primer y segundo retiro no eran una buena base de comparación para el tercero y el cuarto, estos últimos pueden subestimar los efectos del quinto», concluyó.