comité de arándanosCon el inicio del fin de la temporada de arándanos chilenos, se abre el período de evaluaciones sobre cómo fue la performance del fruto luego del peak.

Según el Comité de Arándanos, durante la semana 6 s enviaron 4.606 toneladas, iniciando el período de descenso en los despachos. También señala que actualmente las cosechas se encuentran concentradas en la zona sur y que hasta la semana mencionada el volumen acumulado es de 81.080 toneladas de arándanos, lo que representa una baja de 3,8% a la misma fecha del año pasado.

El Comité también señaló que los destinos preferentes fueron Estados Unidos y Canadá, con un 68%, seguido de Europa, con un 22% y el Lejano Oriente con un 10%.

“Esta temporada partió un poco tarde y hubo al principio alguna pérdida de volumen y en momentos tuvimos diferencias de hasta un 30% con respecto a la temporada pasada, situación que hoy en día se ha ido ajustando, y a la semana 6 la diferencia es de 3,8-3,5% menos en el acumulado”, señala Armstrong.Portalfruticola.com quiso ahondar en esta nueva etapa y habló con el presidente del Comité de Arándanos, Andrés Armstrong, con quien se revelan más detalles de lo que ha sido y será esta temporada.

El dirigente también señala que “está por verse si se supera a la temporada pasada. Esperamos ya que con los despachos de esta semana empiece a bajar en forma más importante en los envíos. Vamos a estar del orden del volumen que se tuvo la temporada anterior, entre las 90 o 92 mil toneladas”.

Respecto a los mercados ha habido algunas diferencias según Armstrong. “Veníamos creciendo a tasas muy altas en Asia y Europa, y esta temporada hemos visto que la disminución en Asia y Europa es más que la de Estados Unidos. Se ha visto en baja, a diferencia de otras temporadas, en Europa por efecto del tipo de cambio, cosa que ha sucedido también en Asia”.

Armstrong destaco también que en los períodos de inicio y cierre es cuando mayor atención hay que prestar a la información para hacer cambios en la estrategia de embalajes y promoción. “Hemos ido implementando una estrategia de diversificación de mercado”, dice, como ejemplo de uno de los cambios, sin descuidar Estados Unidos como principal mercado.

“Hacia futuro estamos en una situación más confortable y tenemos una mejor posición para canalizar nuestra fruta donde tenemos mejores resultados”, dice Armstrong, aunque reconoce que hubo problemas en esta temporada con Asia “debido a un crecimiento importante en el volumen, condición de llegada de la fruta que no fue la más aceptable y un gran volumen de cerezas, afectando el mercado chino”.

Fuente: Portal Frutícola