productores lecherosEl viernes 1 de abril, el Inia Remehue junto a las seremías de Agricultura y Energía dieron a conocer la puesta en marcha del Programa de Fomento al Biogás en el Sector Lechero de las Regiones de Los Ríos y Los Lagos, iniciativa piloto que busca levantar una cartera de proyectos de biodigestores en ambas regiones.

Hasta la fecha, 70 empresarios lecheros manifestaron interés por participar en el programa, que es financiado gracias a un fondo internacional de la Organización de la Naciones Unidas (ONU) y el Global Environmental Facility (GEF) cuyo monto es de 1,7 millones de dólares.

Esta iniciativa podrá financiar los estudios de prefactibilidad técnica y financiera de los proyectos, así como el desarrollo de una línea de fortalecimiento de capacidades en capital humano y proveedores locales de tecnología de biodigestores.

Parte de este programa contempla la puesta en marcha de un biodigestor que ya comenzó a operar en el predio de Inia Remehue de Osorno, y que servirá de campo demostrativo para los lecheros, empresas desarrolladoras y la comunidad de ambas regiones, de modo de producir conocimiento empírico acerca de cómo funciona esta tecnología y cómo se adapta a las condiciones geográficas especiales del sur de Chile.

El Programa de Fomento del Biogás es una iniciativa del Centro para la Innovación y Fomento de las Energías Sustentables (Cifes), junto con la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

El biodigestor que funciona en Inia Remehue tuvo un costo de 16 millones de pesos y fue diseñado pensando en las características particulares del sur de Chile.

Opera con el máximo de eficiencia en el uso de los recursos, aprovechando la energía solar y el uso de materiales que minimizan las pérdidas de calor y agua en el sustrato, que es un recurso cada vez más escaso dada la sequía que afecta a la zona.

Gas y purines

Una vaca llega a producir más de 45 kilos de purines (fecas y orina) al mes y esta materia orgánica puede ser transformada en energía gracias a bacterias que liberan biogás en un proceso llamado digestión anaeróbica.

Ese biogás es energía renovable que puede ser utilizada para generar electricidad o calor para los propios procesos de la ordeña, y de paso conseguir ahorro en el consumo de energía del plantel lechero. De hecho, puede cubrir hasta el 50% del consumo energético de una sala de ordeña.

Es por ello que en el Inia Remehue se inició el proceso de evaluación de tecnología a partir de purín bovino lechero, demostrando el uso de esta tecnología a productores de la región, para que ellos puedan incorporar estos sistemas.

Una ventaja de la tecnología es que el proceso de biodigestión puede ser una opción para el tratamiento de los afluentes ganaderos, al reducir la carga contaminante de los mismos y por ende los impactos negativos al ser aplicados al suelo y al aire; además, disminuye el riesgo de contaminación de cuerpos de aguas subterráneas y superficiales y reduce los malos olores por acumulación de purines en el predio.

Esta fuente energética renovable resulta interesante para zonas aisladas de la Región que no se encuentran próximas al sistema proveedor de energía eléctrica.

El material que queda al final del proceso de degradación puede tener cualidades para ser aplicado como abono o fuente de nutrientes a praderas y cultivos forrajeros.

El director del Cifes, Fernando Hentzschel, señaló que se trata de una iniciativa biregional, donde ya hay setenta productores lecheros interesados en contar con estos sistemas, número, a su juicio, considerable debido a que este tipo de tecnología requiere de mayor conocimiento por generarse a partir de un proceso biológico.

«Hemos cambiado este paradigma y ejemplo de eso es que tenemos un amplio público interesado en instalar el biodigestor en sus campos», dijo Fernando Hentzschel.

Tecnología en desarrollo

Actualmente, en Inia Remehue se desarrollan tres iniciativas destinadas al estudio científico de la generación de biogás, en conjunto con el Cifes, y cuentan además con el apoyo de instituciones como la Onudi, el Ministerio de Agricultura, la Corporación de Fomento (Corfo) y el Ministerio de Energía.

La primera, que es la habilitación del biodigestor, cuenta con financiamiento Cifes, donde se espera una producción diaria máxima de 4,0 m3 de biogás, que en términos de energía eléctrica equivaldría a una producción cercana a 24 Kwh (1 Kwh por cada m3).

El segundo se trata de un programa de promoción del desarrollo de la energía a biogás en pequeñas y medianas agroindustrias, que es cofinanciado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y administrado por la Onudi.

En este programa, Inia Remehue colabora en el desarrollo y ejecución de actividades en el marco de sus ejes estratégicos o líneas de acción como son la recopilación y consolidación de parámetros técnicos de los agricultores y sus lecherías y la formación de capital humano a través de la capacitación, difusión y mejores prácticas relacionadas con la tecnología de energía a biogás.

Y la tercera, gracias al Ministerio de Energía, se desarrolla el proyecto «Planta paquete modelo de digestión anaeróbica para generación de biogás a partir de purín bovino lechero», que se encuentra en el inicio de su implementación y que en términos generales considera la puesta en marcha de un biodigestor modular de tipo móvil que servirá para evaluar la generación de biogás a partir de distintos tipos de biomasa, residuos y coproductos disponibles en el sector lechero, como estiércol, residuos de cultivos y otras materias orgánicas vegetales.

Hay identificados 25 biodigestores a nivel nacional que se encuentran en la fase de operación, 10 de cuales están en la Región de Los Lagos.

De ellos, independiente de su estado, dos están en Purranque, dos en Puerto Octay, tres en Osorno, uno en Río Negro, tres en Puyehue y uno en Chiloé.

También existen en Los Lagos y Los Ríos otros biodigestores que están en fase de proyecto y puesta en marcha.

Integrar a la matriz

El seremi de Energía, Javier García, quien estuvo presente en la inauguración del biodigestor en Inia Remehue, destacó la importancia de este proyecto, ya que la intención de esa cartera es que el biogás pase a formar parte de la matriz energética regional, beneficiando directamente a los productores lecheros, ya que así bajan sus costos de producción.

«Hoy en día existen estudios de que el biogás disminuirá considerablemente el consumo de energía», dijo García, quien además adelantó que se está confeccionando un catastro de productores lecheros y el consumo de sus planteles de ordeña.

El presidente de la Federación Nacional de Productores de Leche (Fedeleche), el osornino Juan Horacio Carrasco, dijo que hay un gran interés del gremio frente a esta iniciativa del Inia, organismo con el que tienen un convenio de cooperación, ya que es de suma importancia adelantarse a la crisis energética que se avecina y que por lo mismo es muy relevante llegar a los pequeños productores con este sistema.

«Vemos con preocupación el alza que ha tenido la energía en Chile. Y si bien nuestra matriz energética se basa en los combustibles fósiles, los cuales a nivel internacional han bajado fuertemente, vemos que estas bajas no se han traspasado al país», señaló Carrasco.

Claves

  • 70 productores lecheros de las regiones de Los Lagos y Los Ríos están a la espera de sumarse al proyecto e instalar un biodigestor en sus predios.
  • 16 millones de pesos es el costo del biodigestor inaugurado el viernes pasado en el predio de Inia Remehue en Osorno, cuya función es mostrar a los interesados cómo funciona.
  • 45 kilos de purines puede producir mensualmente una sola vaca y estos residuos son procesados en el biodigestor para que produzcan finalmente el biogás.

Fuente: Portal del Campo