Comparte

exportacion1Importaciones también registraron un incremento de 0,6%, lideradas por bienes de consumo. Sin embargo, analistas dicen que estos mejores números aún no serían un punto de inflexión.

El sector exportador puede sacar cuentas alegres en el último mes. Después de 15 meses de continuas caídas, las exportaciones detuvieron sus descensos y arrojaron números azules. En mayo, los envíos nacionales aumentaron 1,6% respecto del mismo mes del año pasado y totalizaron US$ 5.049,63 millones.

La última vez que se obtuvieron cifras positivas fue en enero de 2015, cuando las exportaciones crecieron 8,4% anual.

El incremento de los envíos fue liderado por las exportaciones del sector agrícola, silvícola y pesquero, que registraron un aumento de 29%. Asimismo destaca el incremento de 8,5% en los embarques de la industria, que también frenó una racha de 14 meses de retrocesos.

En contraste, las exportaciones de cobre se mantuvieron en números rojos. Los envíos cayeron 9,7%, prolongando así la preocupación que existe por la actividad minera del país.

Sin embargo, economistas estiman que estos números podrían ser solo un fugaz descanso de las débiles cifras anteriores.

Breve respiro

El economista senior de Banchile Inversiones Felipe Guzmán recuerda que "la base de comparación de mayo de 2015 era particularmente poco exigente, considerando que fue el mes que mostró los mayores retrocesos interanuales, tanto para exportaciones como importaciones en todo el año".

A su vez, el economista senior de Banco Santander Álvaro González pronostica que estas cifras son una suerte de ‘veranito de San Juan’. "Las exportaciones deberían crecer, pero no a un ritmo importante. Esperamos que la balanza comercial tienda a deteriorarse a lo largo del año y, por ahora, no vemos un punto de inflexión o un cambio de tendencia", sostiene el economista. Considera que las cifras pueden fluctuar de manera importante y que China es un factor esencial a la hora de evaluar este tema.

En tanto, el director del Instituto de Economía de la Universidad Gabriela Mistral, Erik Haindl, asegura que la economía chilena está afectada por un shock en sus términos de intercambio. Asevera que "el precio medio del cobre continúa cayendo, al igual que los productos industriales, las exportaciones agropecuarias y la fruta". Agrega que es difícil tener una proyección positiva cuando hay exportaciones físicas que están disminuyendo, junto con sus precios medios.

El economista senior de BBVA Research Cristóbal Gamboni prevé un escenario más auspicioso. Destaca al aumento de las exportaciones industriales como uno de los aspectos fundamentales. "Esto es positivo, porque estamos ante un escenario en que el precio se depreció bastante, pero no multilateralmente. En la medida que haya mejores precios reflejados en un tipo de cambio más depreciado, el sector externo contribuirá más en el crecimiento de la economía", dice Gamboni. Advierte que cifras positivas no se verán en la minería, y las exportaciones agropecuarias ya estaban positivas. "Faltaba un mejoramiento de las cifras industriales, lo que va en línea con nuestras proyecciones", señala.

Importaciones crecen

Las importaciones también arrojaron cifras positivas. Tras 16 meses de caídas, las internaciones subieron un leve 0,6% frente a mayo del año pasado, impulsadas por aumentos de 7,9% en bienes de consumo y 6,1% en bienes de capital.

Guzmán estima que uno de los elementos que ha tenido impacto ha sido la adquisición de aviones comerciales y vagones de Metro. "El incremento interanual de las importaciones está explicado en gran medida por esta partida", asegura.

Balanza comercial
El saldo de la balanza comercial arrojó en mayo un superávit de US$ 744,79 millones. En lo que va del año, el saldo positivo es de US$ 3.409 millones.

Fuente: El Mercurio

Últimas Noticias