Comparte

carnedeaveEpisodios sanitarios como la influenza aviar en mercados proveedores de este tipo de productos han beneficiado a Chile como exportador. Además de la demanda, los mayores precios de venta y el tipo de cambio también explican este dinamismo.

Hasta ahora, la industria avícola local es uno de los sectores que no se han visto resentidos por la desaceleración económica. Por el contrario, su dinamismo sigue al alza, pues en lo que va de este año las exportaciones de carnes blancas (pollo y pavo) -que representan la mitad de los envíos de carnes del país- totalizaron US$ 167,5 millones. Esto es un 25% más que en el lapso enero-mayo del año pasado, según las últimas cifras de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa).

De esta manera, los embarques de pollo y pavo continúan en la misma trayectoria de hace diez años, lapso en que estos envíos se han más que triplicado.

La directora de Odepa, Claudia Carbonell, manifestó que entre los factores que explican este aumento de los envíos figuran "los episodios sanitarios en los principales mercados de destino, tanto por el lado de una reducción de la oferta local como por una redistribución del intercambio de productos avícolas, debido a restricciones comerciales, situación de la que Chile se ha beneficiado". Una de las razones que explican esto es el impacto de los brotes de influenza aviar en aves como pollos y pavos en mercados proveedores, como Estados Unidos. Esto derivó en que Chile exportara mayores volúmenes de estos productos. Actualmente, EE.UU. es el principal mercado de destino de carnes de ave chilena, representando el 30% de los embarques en valor. Le siguen México, con prácticamente un cuarto, y China, con 15%.

El ex director de Odepa Gustavo Rojas aseguró que la demanda continuará creciendo en Asia, lo que permitiría que Chile pueda seguir aumentando sus envíos hacia esos mercados.

Carbonell señaló que también existen otros factores que están jugando a favor para la industria local. "Los mayores precios de exportación, una demanda internacional sólida y el tipo de cambio también han beneficiado el dinamismo de los envíos nacionales", sostuvo.

¿Efecto en precios?

Hasta el momento no habría efecto sobre los precios en el mercado interno -que se han mantenido relativamente constantes-, de acuerdo con el INE y Odepa. Sin embargo, Rojas aseguró que en caso de que el permanente incremento en los embarques afecte los precios internos, "podría existir una alza moderada (en varios meses más) en el caso de pechugas (por Estados Unidos), pero las importaciones desde ese país, Argentina y otros proveedores regulan los precios internos de las carnes negras (trutros, alas, etc.)".

No obstante, también aclaró que si el dólar sube, los precios internos tienden a aumentar. "Nuestro mercado está bien abastecido por la industria nacional y los precios se regulan a través de importaciones", recordó el ex director de Odepa.

51%
del total de exportaciones de carnes en valor representan actualmente el pollo y el pavo, según las últimas cifras de Odepa.

52.254
toneladas de estos productos se exportaron entre enero y mayo de este año , lo que se tradujo en un incremento de 14%.

31%
de las compras de carne de ave chilena en valor es explicado por Estados Unidos . Le siguen México (24%) y China (15%).

US$ 3.206
fue el precio entre enero y mayo de la tonelada de carne de ave exportada, un 10% más respecto del mismo lapso de 2015.

Fuente: El Mercurio

Últimas Noticias