bimiEl bimi es una verdura que sigue siendo desconocida para muchos, ya que es relativamente nueva en el mercado occidental. Sus orígenes están en Japón, donde fue desarrollada por la empresa Sakata Seed como una especie de cruce entre el brócoli y la col china. Es un superalimento lleno de vitaminas, muy nutritivo, que le ha valido el apodo de verdura “súper poderosa”.

El nombre “Bimi” es su identificativo comercial, por lo que puede ser encontrada con otros nombres en diferentes lugares, como “broccolini” en Europa.

Propiedades Bimi.

Debido a que apenas da sus primeros pasos en este lado del mundo, no hay excesiva documentación con respecto al bimi. Uno de los estudios más famosos se encargó de comparar esta verdura con su familiar más conocido: el brócoli.

El estudio demostró una lista de aportes muy similar entre ambos rubros, sin embargo, el bimi contiene el doble de fibra en su florete que el brócoli. En cuanto a contenido proteínico, el bimi también salió victorioso, duplicando los números de su “rival”.

Esta moderna verdura también contiene magnesio, zinc, calcio, hierro y manganeso. Además posee ácidos grasos.

Beneficios Bimi.

El bimi ayuda a mantener la salud general por sus cualidades antioxidantes, esto quiere decir que suprime los radicales libres, agentes causantes de muchas enfermedades.

También se recomienda su consumo para prevenir afecciones cardiovasculares, e incluso tratar problemas de vasos sanguíneos como las varices, o padecimientos oculares como las cataratas. Esto se debe a las sustancias antiinflamatorias presentes en la verdura.

Usos Bimi.

El bimi es ligeramente dulce al gusto, y como era de esperarse, puede usarse de la misma forma que el brócoli. Ambas verduras son similares a la vista, solo que el bimi tiene una forma más alargada. Además, este puede aprovecharse en su totalidad: desde el tallo hasta el último brote posee un sabor agradable.

Este vegetal puede consumirse crudo o cocido, pero los especialistas en la materia recomiendan comerlo escaldarlo: se pasa brevemente por agua hirviendo, y luego para potenciar su sabor, lo ideal es aderezar con limón, pimienta y aceite de oliva.

Lejos de limitarse a las ensaladas (donde puede añadirse prácticamente a cualquier platillo), el bimi está poblando cada vez más platos como guarnición para carnes y pescados, ya que su dulzor contrasta perfectamente con estos alimentos.

Además de eso, la verdura ha probado ser un éxito para los niños que se inician en el mundo de los vegetales, o para aquellos que han cambiado de rumbo y buscan alternativas más saludables de alimentación. Esto se debe a su sabor ligero y a la vez agradable al paladar, además de su apariencia atractiva. Recordemos que primero se come por los ojos, especialmente en el caso de los más pequeños.

Por su novedad, no será muy fácil conseguir bimi fresco en todos lados, pero su popularidad va en constante aumento y lo mismo pasará con su distribución. Anímate a probar esta verdura súper poderosa.