glaciaresUn estudio reciente sugiere que los productores de frutas de la zona central de Chile deben prepararse para la creciente escasez de agua que habrá de aquí al año 2100.  

Un estudio reciente de investigadores europeos sobre el cambio climático, sugiere que los productores de frutas de la zona central de Chile deben prepararse para la creciente escasez de agua de aquí al año 2100.

El informe “Contrastando el impacto del cambio climático en las cuencas de ríos con gran altitud en el Himalaya y las montañas de Los Andes”, compara los resultados potenciales para la captación del río Juncal al noreste de la capital de Santiago (región de Valparaíso) y la región Langtang de Nepal.

“Los autores evaluaron el impacto del cambio climático sobre la magnitud y el momento de las escorrentías de captación, y encontraron que aunque ambos sitios revelaron una fuerte disminución de la superficie de los glaciares, los impactos proyectados difieren ampliamente entre las dos cuencas”, señalaron en un comunicado.Utilizando un modelo glacio-hidrológico que recibe información por los datos de observaciones de gran altitud y los últimos escenarios de cambio climático, los autores pronostican que los nepaleses probablemente tendrán que prepararse para inundaciones como resultado del derretimiento de los glaciares, mientras que el centro de Chile, podría estar en un escenario mucho más seco.

“Los autores no encontraron signos de disminución en la disponibilidad futura de agua en la cuenca de Langtang en Nepal, si no más bien predicciones de aumento de la escorrentía futura, cambios limitados entre estaciones, y un aumento de los eventos extremos”.

“Por el contrario, se prevé que disminuyan las escorrentías en la cuenca del río Juncal en Chile, con importantes cambios estacionales debido al cambio climático”.

El informe, escrito por Silvan Ragettli (ETH Zurich) , Walter W. Immerzeel (Universidad de Utrecht) y Francesca Pellicciotti (Universidad de Northumbria) , insta a Chile a que realice las adaptaciones necesarias a esta nueva realidad inminente.

“Nuestros hallazgos apuntan a la necesidad de identificar estrategias de adaptación a una reducción en la disponibilidad de agua en la zona central de Los Andes en Chile”, dijeron los autores.

“Todas las simulaciones para la región del Juncal, indican una disminución significativa en la escorrentía durante el verano hasta el final del siglo”.

Mientras que el derretimiento de los glaciares de Langtang va a aumentar, los autores dijeron que el derretimiento total del hielo en Juncal ya estaba “más allá de su punto de inflexión” en el comienzo de este siglo.

“Esta respuesta al calentamiento climático puede explicarse por las diferencias en la distribución de la elevación de los glaciares en las dos regiones. En Juncal, muchos glaciares se están derritiendo hasta las elevaciones más altas, ya durante el período de referencia”, dijeron los autores .

Sin embargo , los autores destacaron que había una gran incertidumbre en general con las proyecciones de precipitación, en particular para el centro de Chile , donde “los cambios en la precipitación proyectadas para el final de este siglo varían entre -50 % y + 15 %, en comparación con el comienzo del siglo”.

Fuente: Portal Frutícola