hortofruticola magallanesEl intendente de Magallanes, Jorge Flies, comprometió un aporte de 3.600 millones de pesos del gobierno regional para los actuales programas de apoyo a la Agricultura Familiar Campesina de esa región austral durante los años 2017 y 2018.

El anuncio lo hizo en el marco de una reunión con el director nacional de INDAP, Octavio Sotomayor, quien llegó a Punta Arenas para participar en la celebración del Día Nacional de las Campesinas y los Campesinos.

La iniciativa, que será discutida por el Consejo Regional en las próximas semanas, busca mejorar la dieta de los habitantes patagónicos, satisfaciendo la demanda de frutas y verduras con producción local. Actualmente en la Región de Magallanes se consumen 12 mil toneladas de productos hortofrutícolas al año, de las cuales menos del 20 por ciento se produce en la zona y el resto proviene de Argentina y otras regiones del país. Esta cifra debiera aumentar a 22 mil toneladas, si se proyecta el número de habitantes con recomendación de una dieta saludable de parte del Ministerio de Salud.

Actualmente INDAP Magallanes maneja un presupuesto que bordea los mil millones de pesos al año, monto que con el aporte del gobierno regional casi se triplicará en los próximos dos años. Octavio Sotomayor agradeció el compromiso del intendente con la pequeña agricultura y su conciencia en materia sanitaria. “Hoy existe una alta dependencia de las importaciones y una potencial demanda del mercado por productos saludables, que cobra urgencia ante los altos índices de obesidad, principalmente infantil, y de enfermedades cardiovasculares”, apuntó.

Para el intendente Flies, INDAP cumple un rol fundamental en esta cruzada y de ahí el interés del gobierno regional por apoyar a la agricultura. “Esta institución tiene un rol fundamental, porque atiende a productores desde Última Esperanza hasta Puerto Williams, y en esa línea nuestro compromiso es apoyar la tarea de alcanzar el autoabastecimiento especialmente de hortalizas”, afirmó.

El director regional de INDAP, Víctor Vargas, precisó que “las difíciles condiciones climáticas condicionan a la agricultura a períodos estacionales y se hace necesario el uso de invernaderos, cortinas corta viento y sistemas fotovoltaicos de riego para cubrir enormes distancias. Hay una brecha silenciosa donde los campesinos de Magallanes tienen diez veces menos oportunidades de producción que en otras zonas del país, y por lo mismo requieren diez veces más atención”.

Explicó que de continuar los actuales ritmos de inversión, la producción aumentará, pero a muy largo plazo, de ahí que se requiera acelerar los procesos a través de una fuerte inyección de recursos “para emparejar la brecha de desigualdad que existe entre los campesinos de nuestra región con el resto del país”.

Fuente: INDAP