organicos-300x200La Comisión Interamericana de Agricultura Orgánica (CIAO), concluyó, en su última reunión, con 19 países representantes de la región, que la exportación de productos orgánicos crece de manera importante.

Latinoamérica, es un importante proveedor regional de productos orgánicos, aunque para el presidente de la Junta Directiva de la CIAO, Juan Carlos Ramírez, todavía existe una deuda para ser exportadores internacionales.

Por este motivo, la octava asamblea de la Comisión realizada recientemente en Buenos Aires, se centró en la necesidad de fortalecer el mercado interno de los países de la región, de forma de poder atender la demanda de los consumidores por esos alimentos, señaló Ramírez.

El presidente de la CIAO enfatizó en los siguientes temas:

  • Tenemos la responsabilidad de mejorar la institucionalidad y los sistemas de control de la producción, teniendo en cuenta la visión que se tiene de los alimentos orgánicos y alimentos más saludables para la población, y el cuidado del medio ambiente
  • Todos los países de la región han aumentado la exportación a nivel internacional. Además  cree, que la producción orgánica es un desafío de la agricultura del futuro, así como también, que existe una cooperación horizontal entre los países.
  • Los alimentos orgánicos son productos con valor agregado y tienen un alto contenido social, porque requieren un control mayor, un cuidado diferente, que necesita un nivel de empleados más alto, que el de los alimentos biotecnológicos.

Latinoamérica absorbe entre el 17% y el 20% del comercio mundial de alimentos orgánicos, con una producción que crece en forma “agigantada “, destacó Ramírez.

Según el experto, el mercado mundial de productos orgánicos ha crecido desde el 2008 a una tasa cercana al 10 % anual, con un monto de negocios, que actualmente ronda los USD 80.000 millones anuales.

Ramírez, registró que en la actualidad existen 2,2 millones de productores de alimentos orgánicos a nivel mundial, de los cuales 400.000 pertenecen a América Latina.

El presidente de la CIAO, recalcó, “Este es un mercado más abierto donde hay una relación directa entre los productores y el comercio, gracias a las ferias y mercados, no como los convencionales que terminan siendo unos pocos los comercializadores internacionales”.

En esta asamblea, se incorporó a Estados Unidos como miembro de la CIAO, en tanto que España asistió como observador y “con la voluntad de ser un país cooperador”, que pueda “complementar el abastecimiento internacional junto con América Latina y el Caribe”, remarcó Ramírez.

De la superficie orgánica mundial, Latinoamérica, participa con un 20%, después de Oceanía y Europa que aportan un 39% y un 21% respectivamente.

La producción orgánica en la región latinoamericana está principalmente orientada a la exportación. Según la Cepal, entre 80% al 90% de la producción orgánica de uno de cada diez países, es enviado a la Unión Europea, Japón y Estados Unidos.

En el contexto sudamericano, Chile cuenta con una superficie total orgánica certificada de 100.986 hectáreas, de las cuales el 80% corresponde a recolección silvestre certificada.

Respecto de las ventas de productos orgánicos, al mercado externo, datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, Odepa, en 2015, Chile exportó un total de 65,7 millones de toneladas al mundo, por un valor de USD 217 millones. De éstas, se enviaron 781,8 toneladas por un valor de USD 3,2 millones a países latinoamericanos. Durante la presente temporada, las exportaciones chilenas de productos ecológicos, ascienden a 51.591 toneladas, por un monto de un poco más de USD 165 millones al mundo, de esta cifra, USD 1,4 millones y 457 toneladas fueron destinadas a mercados latinoamericanos, destacando Brasil como principal destino.

Los principales países de destino de las exportaciones chilenas, fueron Estados Unidos, Canadá, Europa como región y Japón a nivel mundial y en Latinoamérica, destacaron Brasil y México.

El portafolio de productos exportados por Chile es muy variado, contempla frutas frescas, frutas congeladas, jugos de frutas, te de hierbas, aceites de oliva y rosa mosqueta, y polen y propóleos entre otros.

Fuente: Agrimundo – Efeagro