Comparte

manzanas1Investigadores de la Universidad del Estado de Washington han obtenido los primeros resultados del efecto de los colores (perla, azul y rojo) de las mallas sobre los cultivos de 12 acres de manzanas Honeycrip al Oeste de Quincy.

Aunque las conclusiones son preliminares, dado que se trata de un estudio de tres años; durante el primer año y dos cosechas las investigaciones han mostrado que el color de las redes-instaladas sobre los árboles- tienen efectos medibles en el suelo, los árboles y las frutas que podrían beneficiar el proceso final del cultivo de manzanas.

En el mismo ámbito, las pruebas han demostrado, además,  que las redes de colores "afectan la calidad de la luz, la dispersión de ella, y su difusión", precisó el investigador Stefano Musacchi, durante un día de campo patrocinado por la WSU. "Y esta (luz difusa) podría ser eficaz en la manipulación del crecimiento de los árboles y la fruta."

Muchos productores en el Estado han usado mallas blancas por años para proteger estas frutas de granizadas y  radiación, puntualizó el investigar de la WSU, Lee Kalcsits, quien junto a Musacchi, guiaron el día de campo por los diferentes toldos de colores. "Ellos (productores) visualizaban algunos beneficios del uso de las redes (crecimiento y producción), pero estos beneficios eran más bien anecdóticos, pero ahora los estamos testeando", expresó.

En 2015, los investigadores instalaron las redes de colores en un cultivo de McDougall & Sons de Honeycrisp, una variedad de manzana baja en vigor que requería atención y ajustes para producir fruta de alta calidad que es tan popular entre los consumidores. Con sensores se controlan las temperaturas del aire y del suelo, la velocidad del viento y la intensidad de la luz.

El costo total estructura de red alrededor de USD$18.000 por acre, comentó Kalcsits, "pero se trata de un "Cadillac" , ya que los postes, los soportes, el cableado y la red, son todos de primera clase. Y el trabajo se incluye en esa cifra", precisó, agregando que hay estructuras de menores costos disponibles.

Kalcsits dijo que el equipo de investigación de la WSU se ha centrado en tres objetivos principales: cómo la malla afecta el entorno de la plantación (suelo, temperatura, humedad, viento), cómo los árboles responden a los cambios en el entorno (crecimiento y fotosíntesis) y cómo reacciona la fruta (tamaño, el color, la madurez) a esos cambios ambientales.

Algunos de los resultados iniciales:

– Las mallas reducen la radiación entre un 20 y 25 por ciento, al tiempo que aumentan la difusión o dispersión de la luz entre la red y el suelo. La dispersión puede ayudar a mejorar el color y la madurez en las ramas inferiores.

– La luz solar directa – a menudo fuerte y dura – puede causar que un árbol "apague" su fotosíntesis y procesos de nutrición. Los árboles cultivados fuera de redes, generalmente reducen la fotosíntesis en los días calurosos alrededor de las 11 a.m., a fin de conservar el agua. Mientras que la fotosíntesis en árboles bajo las redes ha demostrado continuar más tiempo cada día.

– Bajo las redes, el crecimiento del árbol y de la fruta ha mostrado un incremento de 16 a 18 por ciento.

– Las pruebas bajo las redes muestran pequeños cambios en la temperatura o la humedad del aire. Las redes no afectan el aire, sino que reducen la luz del sol – la energía –.

– Fuera de las redes, la temperatura de la superficie del suelo en un día muy caliente puede llegar fácilmente a 90 grados o más. Las altas temperaturas del suelo pueden poner tensión en el crecimiento de raíces. Bajo techo, la temperatura de la superficie se puede reducir en 5 a 7 grados.

– Fuera de las redes, las quemaduras solares en la fruta puede llegar al 25 por ciento en algunos huertos. Bajo redes, las quemaduras solares alcanzan el 5 a 8 por ciento.

– En términos más específicos, los árboles bajo la red de color "perla" (blanquecino) han mostrado un crecimiento robusto en las ramas laterales, reducción del estrés y el aumento de la luz de la fotosíntesis. Bajo las redes azules, las hojas parecen crecer un poco más gruesas y el vigor del árbol mejora. Bajo las redes de rojas, el color de la fruta parece mejorar.

– Ya sea psicológico o físico, uno de los efectos de la compensación de color es que los recogedores de fruta dicen que bajo las redes azules se siente más frío que bajo redes rojas. El rojo parece ser más cálido, conjeturan los investigadores.

– Los daños en las frutas derivados de pájaros se reduce bajo malla. "Por alguna razón," dijo Kalcsits, "a las aves no les gusta estar bajo techo."

Fuente: SimFRUIT según yakimaherald.com

Últimas Noticias