Comparte

confusor-lobesiaEl programa de confusión sexual definido por el SAG tiene como objetivo evitar la reproducción de nuevos ejemplares de esta plaga que afecta la producción de uvas y que se ha detectado en arándanos y ciruelas, medida que ha permitido disminuir en un 66,8% el número de detecciones de la plaga en la región del Bío Bío.

Con la presencia del director regional del SAG de Bío Bío, Jaime Peña; el jefe de la División de Protección Agrícola y Forestal del Servicio, Rodrigo Astete; el Intendente (s) regional, Enrique Inostroza; la Gobernadora de la provincia de Ñuble, Lorena Vera; el alcalde de la Ilustre Municipalidad de Chillán Viejo, Felipe Aylwin; el Seremi de Agricultura, Rodrigo García; y el presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble, Alvaro Gatica, se inició la instalación de más de 194 mil emisores de confusión sexual de la polilla de la vid, Lobesia botrana, en el área urbana de la región.

El programa de confusión sexual definido por el SAG tiene como objetivo evitar la reproducción de nuevos ejemplares de esta plaga que afecta la producción de uvas y que se ha detectado en arándanos y ciruelas, medida que ha permitido disminuir en un 66,8% el número de detecciones de la plaga en la región del Bío Bío.

El director regional del SAG precisó que "a nivel de área urbana es muy importante que los vecinos nos dejen colocar estos difusores, lo que va a permitir el control de la plaga, que prioricen el que se mantengan donde el SAG los coloca, evitando que sean sustraídos, que no los saquen para jugar, porque eso impide que hagan su trabajo. Por eso es importante que nos abran las puertas de sus casas, nuestros funcionarios están debidamente identificados, es un trabajo rápido dentro de cada casa, básicamente les pedimos también a los vecinos que nos puedan colaborar con mantener estos difusores en su lugar".

En tanto, Rodrigo Astete señaló que "el trabajo de colocación de los difusores es muy importante para la agricultura nacional, obviamente el control de Lobesia botrana reviste gran importancia, primero que todo, para nuestras exportaciones tanto de distintas especies como uva de mesa y arándanos que acá en la región es bastante relevante y –obviamente- todas las acciones que estamos realizando son tendientes a poder controlar la plaga. En este caso estamos dando inicio a la confusión sexual en el área urbana de la comuna de Chillán y Chillán Viejo, va a consistir en la colocación de difusores y busca que baje la prevalencia de esta plaga y así evitar la contaminación de los entornos agrícolas en todas estas zonas".

Por su parte, el Intendente (s) destacó que este es el tercer año que se ha priorizado este programa de control de Lobesia botrana en la región, el que ha sido exitoso y da cuenta de las políticas públicas que se están generando para poder fomentar la producción frutícola.

Dispositivos de Confusión sexual

El director regional del SAG explicó que en la región se instalará el 40% de los dispositivos contemplados para el área urbana del país, es decir, se colocarán 197 mil 400 emisores de confusión de la polilla en 23 centros urbanos regionales, en una superficie de 3.641 hectáreas, la que será cubierta con los dispositivos L-Ring para áreas urbanas e isonet L para áreas rurales y urbanas.

También se contempla la instalación de dispositivos en el área rural, con 949 hectáreas prediales (474.500 ECS), un 25% menos que la temporada anterior, debido a que muchos de los predios con control en la temporada anterior cumplieron con la primera etapa para levantar las restricciones cuarentenarias (3 generaciones con control y sin detecciones).

Además, se instalarán 3.161 trampas de feromona en diversos puntos de la región, las que tienen como objetivo detectar en forma oportuna ejemplares de esta plaga y aplicar las medidas fitosanitarias para evitar su diseminación.

¿Cómo funciona el controlador?

Estos controladores se basan en la técnica de la confusión sexual. Emiten una feromona que atrae a los machos de la Lobesia botrana y los confunde, por lo cual no logran encontrar a las hembras y, por lo tanto, mueren antes de reproducirse.

Se instalan en los patios de las zonas residenciales que se encuentran cerca de áreas productivas, en especial en los huertos que han sido atacados por la polilla en temporadas anteriores, para evitar que se vuelvan a infestar. También se protege a los parrones de los domicilios, pues si son atacados por esta polilla y no se aplican medidas de control la Lobesia botrana deposita sus larvas en la fruta y se pudre toda la uva.

Fuente: SAG

Últimas Noticias