leche2A nivel del sector primario, las lecherías más competitivas han tenido una importante mejora en la gestión de los recursos de alimentación de vacas lecheras y en el manejo de costos, lo que les ha permitido superar la sequía de los últimos dos años quedando en una condición que les permite retomar los importantes aumentos de productividad registrados hasta antes de este fenómeno climático.

Respecto a la gestión de los recursos de alimentación, en la zona sur donde se encuentra más del 80% de la producción lechera del país, la producción de forraje y su utilización, básicamente a través del pastoreo, es un indicador decidor en la productividad y competitiva de los predios lecheros.

Según la base de datos del sistema de Benchmarking del Consorcio Lechero, en 2015 hubo predios que alcanzaron productividades de hasta 1.400 kilos de sólidos lácteos por hectárea en sistemas pastoriles, lo cual es comparable a países líderes en sistemas productivos en base a pradera como Nueva Zelandia.

Basándose en los mismos datos, se puede proyectar que los predios más competitivos pueden recuperar los aumentos de productividades de 6% medido en kilos de sólidos lácteos por hectárea que se registraron entre los años 2013 al 2014. Luego que los datos entre el 2014 a 2015 muestran una disminución en la productividad producto de las fuertes sequías mencionadas.

En este mismo sector primario, dentro de las innovaciones tecnológicas con mayor impacto futuro se destacan las inversiones en riego tecnificado en las lecherías el sur de Chile y la incorporación de la robótica en el proceso de ordeña de vacas. En el caso de la primera, el uso de sistemas de riego para praderas y cultivos ha permitido a las lecherías del sur sobrellevar las sequías de los últimos años y aumentar la productividad de forraje y de leche o sólidos lácteos por hectárea. En el caso del uso de robótica para el proceso de ordeño, llama la atención el crecimiento que ha tenido en Chile con ya 30 robots en funcionamiento, esperándose que lleguen a 70 en los próximos 2 años.

Tanto los robots en funcionamiento como los proyectos nuevos, están siendo considerados en sistemas de estabulación de vacas, lo cual es sistema más usual en la zona central del país, como para la zona sur del país en sistemas basados en pastoreo. Lo anterior mostraría ventajas de este sistema de automatización para diversos modelos de producción de leche en Chile, dependiendo de los objetivos y metas de las empresas lecheras que lo analicen como inversión.

En términos de la industria procesadora, el sector ha observado una fuerte inversión a nivel de las plantas aumentando la capacidad de proceso y la posibilidad de diversificación pensando tanto en el mercado interno como externo. Respecto al mercado interno, gran parte del aumento del consumo de lácteos en Chile, el cual llega a los cerca de 148 litros per cápita, es gracias al aumento del consumo de productos de mayor valor, como quesos, y de productos lácteos que son resultado de las innovaciones enfocadas a nuevas necesidades de los consumidores. Dentro de las innovaciones en productos lácteos destacan la gran gama de productos sin lactosa, la incorporación del concepto de lácteos funcionales gracias al desarrollo de varias categorías destacando los yogurts con pro-bióticos y omega 3 (DHA) o el desarrollo de nuevos productos como los enriquecidos en proteína enfocados a nuevas categorías de consumidores como deportistas, lo cual sigue la tendencia de innovación de los lácteos a nivel internacional. En términos de diversificación sólo considerando los cinco principales procesadores en las 10 categorías más relevantes existen más de 70 marcas y más de 260 productos lácteos que abarcan las diferentes necesidades de los consumidores.

Respecto al mercado internacional, pese a la disminución de las exportaciones en el último año debido a los precios internacionales, destaca que el aproximadamente el 60% de los productos exportados en la misma temporada, son considerados productos con algún proceso de agregación de valor mostrando una evolución en este ámbito, lo cual permite proyectar que una vez recuperado el nivel productivo del sector y gracias a las capacidades instaladas, las exportaciones pudiesen retomar el ritmo de crecimiento que tuvieron en años previos incorporando nuevas categorías de productos a la cartera de exportación.

Octavio Oltra, Jefe Técnico del Consorcio Lechero

Sistema de robótica

Desde nuestra perspectiva uno de los grandes avances de la industria para lecherías estabuladas (con vacas criadas en establos) ha sido el desarrollo del sistema “Voluntary Milk System” (VMS), que permiten a través de módulos o “robots” la ordeña voluntaria de las vacas, lo que les disminuye el estrés, aumenta su productividad y mejora su bienestar.

La ventaja del sistema VMS es que educa al animal mediante una rutina. Es decir, cuando la vaca siente la necesidad de ordeña, se acerca al módulo VMS donde brazos hidráulicos y detectores inflarrojos ajustan automáticamente los extractores para la ordeña. Luego, una vez ordeñada, la vaca vuelve a su corral/cama, se alimenta, bebe agua, descansa y vuelve a producir leche, reiniciando el ciclo de ordeña voluntario.

El “robot”, además, es capaz de ajustar su posición y reconocer problemas de salud como mastitis y una vez hecha la extracción de la leche realiza un completo sistema de limpieza del suelo.

En Chile Ancali innovó con la implementación de este sistema en 2014 al incorporar ocho módulos para aproximadamente 500 vacas. Tras evidenciar positivos resultados, en 2015 se sumaron ocho equipos más. Actualmente el sistema cuenta con 16 módulos y permite un rendimiento promedio de 43,5 litros diarios (frente a los 40 litros de un sistema tradicional rotativo) para aproximadamente 980 vacas.

Dada la positiva experiencia innovaremos a gran escala con 64 nuevos robots, que comenzarán a operar en 2017, convirtiéndonos en la lechería robotizada más grande del planeta. El objetivo es que cuando el sistema esté operando a plena capacidad, diariamente ordeñará aproximadamente a 4850 vacas.

Gracias a la experiencia de Ancali en Los Ángeles (región de Biobío) estamos demostrando que un sistema que inicialmente se consideró efectivo para una masa menor de animales, también es eficiente para grandes volúmenes. Por lo que nuestra experiencia comenzará a ser replicada en diferentes partes del mundo.

De hecho, ya estamos siendo visitados por otros productores extranjeros para compartir la experiencia y buenas prácticas.

Pedro Heller, director ejecutivo de Ancali

Fuente: Economía y Negocios