citricosLos citricultores de Chile pueden relajarse, ya que su temporada, que está a punto de concluir, ha sido satisfactoria.

En una entrevista con FreshPlaza, Juan Enrique Ortúzar, del Comité de Cítricos de Chile, afirma que están satisfechos con la temporada, tanto por las condiciones meteorológicas como por la demanda del mercado.
“La temporada está terminando muy bien y, hasta ahora, ha sido muy suave. Está lloviendo más en el norte y estamos cerrando con un 20% más de volumen general”, explica Ortúzar.

Los beneficios de las clementinas, cuya temporada transcurre desde mayo hasta finales de julio, han aumentado un 30%, mientras que su producción ha subido de las 29.000 toneladas de la temporada anterior hasta las 42.000 toneladas que han producido esta temporada.

En cuanto a las mandarinas, el volumen producido ha aumentado de 43.000 toneladas a 54.000. Sobre las Navel, Ortúzar aclara: “No esperábamos gran cosa por el invierno y la falta de lluvia, pero lo cierto es que la producción ha superado nuestras expectativas, ya que hemos conseguido 74.000 toneladas. También hemos producido 74.000 toneladas de limones esta temporada, lo que no está nada mal”.
Este año, el 30% de la producción de limones se ha exportado a Europa, donde los han vendido a muy buenos precios. Según Ortúzar, el mercado de las mandarinas ha estado creciendo, aunque de forma diferente al de los limones, ya que la demanda de estos se rige por la calidad. “En general, ha sido una buena temporada porque no ha helado, todo el mundo lo ha hecho lo mejor posible y estamos contentos”, añade Ortúzar.

Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Europa son los destinos principales de los cítricos chilenos, con EE. UU. a la cabeza. “EE. UU. sigue siendo nuestro mayor mercado para las mandarinas, con una cuota del 90%. En cuanto a los limones, nuestro mercado predominante es Japón, seguido de EE. UU. y Europa”, explica Ortúzar.

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los productores chilenos es mantener su cuota en el mercado internacional, ya que hay nuevos competidores, como Uruguay, Argentina y Perú, que dirigen su vista al mercado estadounidense. Sin embargo, el mayor competidor de los cítricos chilenos es Sudáfrica. Según Ortúzar, a los estadounidenses les encantan los cítricos chilenos porque se parecen a los de California, una región que tiene un clima similar.
Chile está invirtiendo mucho en mejorar la calidad de sus cítricos y en ampliar sus mercados, con China el primero en su lista de objetivos. “Parece que habrá mucha competencia en el futuro, así que tenemos que prepararnos. Estamos invirtiendo mucho en variedades nuevas y, actualmente, estamos apoyando cuatro proyectos de investigación dirigidos a mejorar la calidad de nuestros cítricos”, concluye Ortúzar.
Fuente: FreshPlaza