Cerezas RucarayContentos están los productores de cerezos de la provincia de Curicó que colocaron cubiertas en sus huertos, ya que al fin pudieron sacar cuentas alegres.

No les afectó la lluvia, ni el viento, menos aún las heladas en plena primavera. Así lo señaló el agricultor de Teno Sergio Reyes Molina, quien recibió un incentivo de INDAP para la inversión en la cubierta de su huerto y también usó la herramienta de crédito de la institución.

El pequeño productor frutícola fue visitado por la gobernadora de Curicó, Cristina Bravo; el director regional de INDAP, Jairo Ibarra; el jefe de área de la institución en Curicó, Gastón Rojas, y el profesional José Bustamante, de la consultora Sandra Rodriguez.

La gobernadora Brado destacó el trabajo de INDAP para apoyar a los pequeños agricultores con estas líneas de acción, que les permiten estar preparados para los efectos del cambio climático. “Esta fue una iniciativa piloto que estamos implementando como Gobierno y esperamos, junto a INDAP, lograr el apoyo del Gobierno Regional para financiar cubiertas de cerezos para 100 pequeños productores de la provincia. Esperamos que sea aprobado porque hemos comprobado en terreno lo necesario que resulta para ellos”, aseguró.

Jairo Ibarra dijo que muchas veces en INDAP ha debido reaccionar cuando hay pérdidas por las variables climáticas, en cambio estas cubiertas previenen estos efectos. “Con estos techos se asegura que la producción no merme de manera importante y por eso hemos estado trabajando con recursos nuestros, aportando incentivos y créditos, sin embargo necesitamos llegar a un número mayor de hectáreas”, dijo.

Curicó es la provincia que produce la mayor cantidad de cerezas en el país y en Sudamérica, por lo que resulta de vital importancia el apoyo a los pequeños productores que la comercializan a mercados extranjeros, siendo China los mayores consumidores de este producto.

Sergio Reyes Molina, agricultor del sector de punta del Monte, tiene dos hectáreas de huertos de cerezos, una de las cuales logró techar para esta temporada. Las comparaciones están a la vista: “INDAP me ha tenido una mano y me ha ido súper bien. He notado la diferencia entre la que tiene carpa y lo que no. Cuando estamos sin carpa con una lluvia perdemos todo. Con el techo no hay temor, sin carpa con una lluvia se pudre todo. Años anteriores no dormíamos, así que estamos agradecidos de la asesoría”, aseguró.

Fuente: INDAP